Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PSPV y Compromís chocan sobre la hoja de ruta para reclamar la financiación

Compromís avisa que planteará la manifestación en Madrid en la reunión de la plataforma y el PSPV afea a su socio que busque protagonismo

Manifestación en València en noviembre de 2017 para reclamar la financiación justa.

Las discrepancias respecto a la convocatoria de una nueva manifestación en València para exigir la reforma del modelo de financiación está generando tensión entre los socios de gobierno. El PSPV afeó ayer a Compromís su estrategia al insinuar que busca sacar rédito político de la confrontación con el Gobierno central que, de momento, tiene puesto el freno a la reforma.

Fran Ferri, portavoz de Compromís en las Corts, anunció ayer que la Plataforma pel Finançament Just se reunirá el próximo día 23 y avanzó la intención de la formación de plantear una hoja de ruta de acciones que desemboquen en una nueva protesta en noviembre coincidiendo con la que se celebró en 2017 con Mariano Rajoy en la Moncloa.

Ferri, que lleva tiempo planteando esta manifestación y pidiendo al Consell que la lidere, mantuvo que, si la iniciativa no surge del seno de la plataforma, Compromís la planteará e incluso convocará la protesta de forma unilateral. Para Ferri, se dan las mismas circunstancias que hace cuatro años para salir a la calle ya que el modelo continúa caducado. Además, para el portavoz de Compromís, la respuesta que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dio a la plataforma en la última reunión sobre el clima político adverso «son las mismas excusas» que ponía Cristóbal Montoro.

El PSPV, que trata de hacer equilibrios sobre este asunto, ayer se revolvió. Manolo Mata, portavoz del PSPV en las Corts, recordó a Compromís que precisamente uno de los acuerdos claves de esa plataforma era que la iniciativa no partiera de los partidos, sino de la sociedad civil y ello para evitar politizar la reivindicación. Cabe recordar que la propia portavoz del Consell, Mónica Oltra, corrigió a Ferri cuando éste planteó que el Consell debía liderar la protesta.

Con todo, desde el portazo que Montero dio a partidos, sindicatos y patronal, Compromís ha subido el tono y ha acentuado su postura crítica contra el Gobierno. PSPV y Unides Podem, socios de Gobierno en Madrid, han optado por un perfil más discreto. Los socialistas no han dicho ‘no’ a la manifestación, pero han dudado de su eficacia, al tiempo que han puesto en valor los esfuerzos del ministerio por sostener las cuentas de la Generalitat.

La próxima cita de la plataforma será clave ya que se incorpora el PP, un partido se había mantenido al margen hasta que Carlos Mazón ha cogido las riendas. Ferri, a preguntas de los periodistas, dijo que para Compromís no resultaría incómodo que sólo la oposición (también está representado Ciudadanos) apoyara la manifestación.

Indicó que confiaba en que PSPV y Unides Podem se sumarán. Mata aludió a esa posible pinza con el PP e indicó que seguro que la propuesta será «bien recibida» por el PP e incluso por Vox, que no está en la plataforma.

Último pleno de trámite sin la consellera Barceló

Las Corts celebrarán el próximo jueves 22 un pleno extraordinario en el que se convalidarán tres decretos ley aprobados por el Consell: el de ayudas al ocio nocturno, el de sanciones por las nuevas restricciones y uno para aprobar el incremento salarial del 0,9 % a los funcionarios. También se debatirá la enmienda a la totalidad de Vox a la ley del Fondo de Cooperación. Los grupos de la oposición habían solicitado la comparecencia de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, aunque el Botànic se ha negado. El síndic socialista, Manolo Mata, dijo que esta petición no se ha tramitado como debería. 

Compartir el artículo

stats