Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Los niños merecen un reconocimiento por su actitud en la pandemia"

Un grupo de docentes promueve la concesión del Premio Princesa de Asturias de la Concordia a toda la infancia por la responsabilidad demostrada

Un niño y una niña juegan en un parque de València, durante la nueva normalidad. | F. CALABUIG

Un grupo de docentes ha impulsado una iniciativa para que la ejemplar actitud de los niños y niñas durante la pandemia sea reconocida de forma oficial. Se trata de una iniciativa que partió desde el mundo educativo —que conoce de primera mano cómo los más pequeños han hecho un esfuerzo para adaptarse a la nueva realidad— pero que ya ha conseguido ir más allá de las aulas y cuenta con el apoyo de referentes del mundo del deporte y la cultura, principalmente, además de centenares de personas anónimas que coinciden en la necesidad de aplaudir a la infancia en el contexto actual.

Francisco Cid es profesor de Infantil y Primaria en Andalucía y puso en marcha este verano una petición para que los niños y niñas reciban el Premio Princesa de Asturias de la Concordia de 2022, por su «heroicidad» durante los últimos meses, lo que han constatado de primera mano en los centros educativos. Junto a él, se han sumado docentes valencianos como Irene Alegría y Francesc Nogales, que también impulsan esta candidatura que, según cuentan, ya ha sido aceptada por la organización de los premios.

«El de los niños es el colectivo que mejor lo ha hecho durante la pandemia: en el estado de alarma no podían salir, tuvieron los parques cerrados, no había colegio... lo han llevado de la mejor manera posible y han renunciado a cosas que pueden parecer tonterías, como cumpleaños, pero para ellos son muy importantes», recuerda Nogales, profesor en el Colegio San Enrique de Quart de Poblet.

«Las escuelas han sido entornos seguros porque han hecho caso y no se quejaban. De hecho, eran los primeros en pedir que desinfectáramos cosas. Los mayores no lo han hecho igual de bien y creemos que es muy importante que se sientan reconocidos. Ya lo hacemos maestros, familias... pero en el ámbito social no han tenido un reconocimiento oficial», apunta el docente.

Y es que, cabe recordar que durante el estado de alarma los menores de edad no pudieron salir de casa y fueron los últimos en recuperar cierta normalidad hasta la apertura de los colegios, donde este curso mantendrán estrictos protocolos. Así, muchos de ellos no vieron a sus compañeros de clase durante varios meses y algunos también han perdido familiares víctimas del virus, sobre todo abuelos y abuelas.

A pesar de todo, los más pequeños «han sido responsables, resilientes y obedientes pero, además, han mantenido su alegría. No podían hacer muchas cosas pero estaban contentos en momentos de tristeza generalizada y ellos no se contagiaron de eso; han ayudado a seguir adelante», destaca el maestro.

Tampoco hay que olvidar la parte emocional. «Han vivido una situación que nadie había sufrido a esas edades. A nivel emocional tienen 10 años más que nosotros a su edad», asegura el docente, si bien su salud mental también se ha visto golpeada. Apunta casos de escolares con miedo a salir de casa o que se desinfectaban las manos de forma compulsa.

Apoyo de personalidades

«Nos den el premio o no, queremos concienciar y que se valoren los esfuerzos que han hecho», afirma Nogales. De momento, ya han recibido el apoyo de personalidades como Juan José Ballesta, Ana Segovia, Antonio de la Torre, Pitingo o Dani Martín, y siguen sumando adhesiones a este reconocimiento grupal, que también apoya Feceval, la patronal de la enseñanza concertada en la Comunitat Valenciana.

Sería una manera de revertir la invisibilización y el adultocentrismo que la infancia ha vivido en los últimos meses, como han denunciado familias, expertos e instituciones como Unicef .

Compartir el artículo

stats