Ubicado en Sueca (València), el grupo SIPCAM lleva desde 1974 fabricando y comercializando productos fitosanitarios, bioestimulantes y nutricionales para la agricultura española y el norte de África. Su larga trayectoria empresarial es una prueba de su eficiencia y calidad, pero más allá de la profesionalidad, esta compañía líder en su sector trabaja en el desarrollo de formulados para el campo que sean vanguardistas, sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

“El valor añadido que ofrecemos no está únicamente en el producto, sino en todo el servicio de asesoramiento integral que el agricultor tiene a su alcance y a través del cual puede conseguir unos cultivos más eficientes y unas cosechas de mayor calidad”, explica el CEO de la compañía, Pablo Montañés. Además de aconsejarlos para obtener la máxima rentabilidad, SIPCAM les brinda alternativas aptas para la agricultura ecológica con su amplio catálogo.

Pablo Montañés, CEO del grupo SIPCAM, en la fábrica de Sueca.

Pablo Montañés, CEO del grupo SIPCAM, en la fábrica de Sueca. ED

La bioprotección de los cultivos, el futuro de la agricultura 

Desde insecticidas hasta fungicidas, los fitosanitarios de origen natural garantizan la protección que el agricultor necesita frente a dificultades tales como plagas o encías del desarrollo de la planta. 

Para hacer frente a dicha problemática, las soluciones ecológicas se encargan de defender tanto a los cultivos convencionales como a los ecológicos o los biodinámicos.

Esta gama de productos carece de un recorrido histórico tan extenso como el de los convencionales. “En 1995 la bioprotección era un mercado emergente que solo los agricultores más audaces se atrevían a explorar y en el que pocas empresas invertían”, explica Daniel Mulas, Product Manager de Biocontrol y Bióticos de la compañía. Sin embargo, SIPCAM comenzó a comercializar el primer bioinsecticida en España compuesto por la sustancia Azadiractin y consiguió convertirlo en un producto consolidado en el mercado en muy poco tiempo.

Azadiractin es una materia activa todavía hoy líder en el mercado ecológico que posee muchos abanderados, como es el caso de José Miguel Moreno Cano, agricultor de pepino holandés. “No existen muchas herramientas que nos ayuden a controlar tantas plagas al mismo tiempo. Llevo utilizándola ya 20 años y seguiré aplicándola en mis cultivos”, comenta.

Gracias a esta molécula y demás productos ecológicos, “podemos decir que somos pioneros en bioprotección desde hace 25 años”, añade el Product Manager.

Jose Miguel Moreno Cano, agricultor de Almería, y Eduardo Molero, delegado de Marketing de la compañía. ED

Preservando el entorno natural

Más allá de la protección de los cultivos, preservar el entorno natural es una de las principales inquietudes tanto de los agricultores como de las empresas fabricantes de fitosanitarios. “El cuidado del medio ambiente está en nuestro ADN y por eso tenemos proyectos de sostenibilidad en los que calculamos nuestra huella de carbono y buscamos alternativas para reducirla”, afirma Montañés.

El cambio de la flota de carretillas de combustión por eléctricas es ya una realidad que ha minimizado los gases de efecto invernadero de la compañía, así como su participación en proyectos locales y nacionales para la compensación de las emisiones de CO2: más de un 65 % fueron compensadas gracias a esta acción y a la compra verde

Otras medidas como la gestión de residuos y la reducción de gastos materiales innecesarios han conseguido eliminar el consumo de 200.000 vasos de plástico al año en la compañía y reciclar el 78 % de los desechos producidos en su fábrica.

Profesionales del sector codo con codo

El factor humano es uno de los elementos clave para el desarrollo y preservación del medio ambiente. Es por ello por lo que, durante la pandemia del coronavirus, se buscó no solo el cuidado de los trabajadores de la empresa, sino que también se realizaron acciones sociales para ayudar a los transportistas entre otros profesionales.

“Veíamos que venían a pasar la noche en nuestras instalaciones sin haber podido comer en 24 horas y teníamos que hacer algo”, explica José Ramón Barreiro, presidente del Comité de RSC.

Delegado Comercial de SIPCAM repartiendo el “pack” sanitario al distribuidor Fitocuairan.

Delegado Comercial de SIPCAM repartiendo el “pack” sanitario al distribuidor Fitocuairan. ED

Repartieron cada día packs de comida a todos los camioneros que pasaban por la fábrica. Además, gracias a la gestión y coordinación de la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), SIPCAM envasó y etiquetó 4.000 botellas de gel hidroalcohólico en una iniciativa conjunta con el fabricante BASF. 

Junto a mascarillas donadas por dicha asociación, estos lotes se destinaron a los distribuidores de la compañía para hacérselos llegar así a todos los agricultores de España.

Innovando en las TIC

A pesar de las contrariedades que la agricultura ha vivido durante la pandemia, ha demostrado ser un sector que sigue avanzando para dejar atrás esa imagen tradicional y poco modernizada utilizando cada día más las nuevas tecnologías para su desarrollo.

Es por ello por lo que SIPCAM, en colaboración con la Universidad de Córdoba, lanzó el pasado año la Cátedra de Transformación Digital. Una oportunidad para que los profesionales del sector puedan desarrollar sus habilidades digitales y enterarse de las últimas tendencias en las TIC, así como en el análisis de datos para adaptarlas al entorno agrícola y a su día a día.

Dando un paso más, la compañía quiso acercar su conocimiento y años de experiencia de una manera más cercana y abierta a todo el mundo a través de su nuevo blog SipcamContigo

“Este espacio tiene el propósito de crear una comunidad donde los amantes de la agricultura puedan crecer, aprender y comunicarse de manera multidireccional”, explica el CEO. Además de contar con el asesoramiento de expertos, también ofrece un punto de vista externo gracias a la colaboración de divulgadores como Rosa Gallardo, directora de la ETSIAM de la Universidad de Córdoba.

Asimismo, SIPCAM también lanzó en 2019 una nueva web a través de la cual ofrecer su catálogo a todo el mundo. Una plataforma intuitiva, atractiva y con mayor usabilidad y contenidos que permite al usuario descubrir más sobre las soluciones que ofrece la sanidad vegetal.

Para llegar al público más joven y de manera más inmediata, la creación de un perfil en Instagram ha sido el último avance de la compañía en materia de comunicación online. Un paso que le permite profundizar en su estrategia digital.

El mundo agrícola está en plena transformación digital y los agricultores son cada vez más tecnificados y jóvenes. Hoy en día, todos usan sus smartphones para informarse sobre las últimas novedades en materia de protección vegetal”, aclara Laurent Boavida, responsable de Comunicación y Marca.

Laurent Boavida, responsable de Comunicación y Marca, en las oficinas centrales. ED

SIPCAM sigue desarrollando nuevos productos y estrategias sociales para ofrecer lo mejor de la compañía al mundo agrícola. Porque el respeto y cuidado de la agricultura y el medio ambiente son dos de sus propósitos y valores de cada día.