Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud reproductiva

"Sin las matronas suficientes, la calidad de la atención a las mujeres durante el embarazo y el parto disminuirá"

L'Associació de Comares de la Comunitat denuncia la escasez de profesionales tras la alerta del Consejo General de Enfermería

Una matrona atiende a una embarazada en su consulta.

"Sin las matronas suficientes, la calidad de la atención a las mujeres durante el embarazo y el parto disminuirá, es necesario que aunemos esfuerzos y solucionemos el problema".

Es el mensaje que ha lanzado la Associació de Comares de la Comunitat Valenciana tras alertar el Consejo General de Enfermería (CGE) de que la falta de estas profesionales "pone en riesgo la salud reproductiva de las mujeres" y pedir al Ministerio de Sanidad aumentar las plazas de Enfermero Interno Residente (EIR), que es el proceso necesario para convertirse en matrona.

Una advertencia que han lanzado las representantes de las matronas del CGE y los 52 colegios provinciales pues, tal como apunta la vocal titular matrona del Consejo, Montserrat Angulo, estas enfermeras acompañan a la mujer en todo el proceso reproductivo y no solo en las funciones del parto y puerperio. "Las administraciones deben conocer esta situación y no deben hacer oídos sordos a la falta de profesionales", reclama. "Este escenario de escasez nos puede relegar a trabajar exclusivamente en el paritorio, que muchas veces parece que es el único lugar que es de nuestra competencia. Nada más lejos de la realidad, tenemos reguladas desde hace muchísimos años todas las funciones para ayudar y acompañar a la mujer", comenta Angulo.

Atención a la vida sexual y reproductiva

En esta misma línea se expresa la vocal suplente, Marisol Montenegro, que recalca la necesidad de potenciar la atención personalizada durante el parto y no olvidar que las matronas deben estar en la Atención Primaria. "Tenemos un abanico muy grande de atención a la vida sexual y reproductiva de la mujer".

"Hay que calcular las matronas que hay, las que se van a jubilar y las mujeres en edad fértil para calcular el déficit que tenemos"

decoration

En él, apuntan las especialistas, se incluye la adolescencia, anticoncepción, embarazo, parto y postparto y menopausia. "En definitiva, es imprescindible poner sobre la mesa el número de matronas que hay actualmente, las que se van a jubilar y ver cuántas mujeres en edad fértil hay para así calcular el déficit que tenemos", explica Montenegro.

Más plazas EIR

Por eso, han acordado enviar un informe a los ministerios de Sanidad y de Universidades para que conozcan la situación y aumenten la cifra de plazas de formación en las próximas convocatorias. Esta escasez es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la profesión a corto plazo porque se estima una alta tasa de jubilación en los próximos años.

"Hay que buscar medidas de compensación mientras que se siguen formando especialistas. Buscaremos ideas y propuestas para ver cómo podemos mejorar en estos próximos años", apunta Montenegro.

Compartir el artículo

stats