Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conflicto en ucrania

Un valenciano en Kiev: "El ambiente es de normalidad, la gente anda muy tranquila por la calle"

Ignacio Úbeda viaja asiduamente Ucrania para visitar a su "hija" ucraniana, que pasó 11 veranos en su casa por un programa de acogida - "Creo que se habla más del tema de las tensiones en la prensa española que aquí", señala

Ignacio Úbeda en el museo de aviación de Kiev

Ignacio Bóveda mira las calles de Kiev desde el piso 20 de un céntrico hotel de la capital. A lo lejos ve el estadio en el que la selección española de fútbol ganó la Eurocopa en 2008. "La ciudad es preciosa, y más con las calles nevadas", cuenta. Lleva en ucrania desde el martes y se va el sábado, pero no por la tensión y los rumores de que se pueda iniciar una guerra, sino porque acaba su viaje turístico. "El ambiente es de total normalidad, la gente está muy tranquila por la calle", cuenta. "En realidad creo que se habla mucho más del tema en la prensa española que aquí en Ucrania".

Bóveda frecuenta la ciudad al menos una vez cada año para visitar a su "hija" ucraniana que pasó temporadas en su casa durante más de 10 años. Esta visita es especial porque ella se casa en un mes, y en todos los viajes "que además están cada año más baratos por la aerolíneas" aprovecha para hacer turismo y visitar los principales reclamos de la ciudad. Él es aragonés, pero vive desde los cinco años en Bétera y pasa cada vez más temporadas de su vida en este país del este de europa, que cada año conoce un poquito más.

Cuando Bóveda llegó a principios de semana "la gente estaba haciendo vida normal, no vi nada extraño y en el aeropuerto tampoco vi ni un soldado ni medio, todo el mundo está haciendo vida normal, aunque es cierto que se comenta", asegura. Cuando se planteó el viaje ya se conocía el inicio de las tensiones en la zona y las primeras maniobras del gobierno ruso y la contestación de potencias europeas, sin embargo afirma que "no he dudado en hacer el viaje en ningún momento", pese a la situación de tensión que existe y que ya ha afectado a las exportaciones de miles de empresas valencianas.

Viajes cancelados

Por otra parte, este valenciano sí que reconoce que "hay personas que iban a subir al avión y han tenido miedo de venir tal y como está la situación y por todo lo que dice la prensa, pero lo respeto, al final el miedo es libre y es decisión de cada uno querer venir o no por todo lo que está pasando". Ignacio, que conoce la zona por todos sus viajes durante década y media, dice que "la calle está perfecta y no hay ningún problema, además Kiev es una ciudad muy segura".

Con su teléfono con tarjeta ucraniana, porque el gasto de internet sale muchísimo más económico, ha fotografiado este miércoles los principales monumentos de la ciudad cubiertos por una fina capa de nieve. Después se dirigirá a la ópera, a ver "El lago de los cisnes" de Chaikovski, donde "no queda casi ni una butaca libre", los restaurantes, según cuenta, también están a reventar, totalmente llenos y no hay mesas libres en casi ningún sitio, los centros comerciales de la capital también están "a tope".

Como cuenta Úbeda, "la gente está haciendo su vida, no hay muchas personas por las calles pero porque estamos a tres grados bajo cero y está nevando, es normal. Pero la afluencia de gente se mantiene sin problemas", explica.

Por sus viajes durante 14 años, Úbeda asegura que conoce un poco Ucrania. La última vez que visitó el país del este de Europa fue en mayo de este año, cuando estuvo una semana con amigos en común y "tampoco hubo ningún problema". "Suelo venir como mínimo una vez al año. Me conozco un poco Ucrania, y por ejemplo sé que en la zona del norte hay un sentimiento un poco más nacionalista en cuanto a la lengua, pero al mismo tiempo existe una población de origen ruso muy importante y el sentimiento es como '¿A quién quieres más, a papa o a mamá?'", explica.

Compartir el artículo

stats