Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat pide asumir la gestión de las viviendas de la Sareb

Illueca envía una carta a Calviño para poder utilizar el stock inmobiliario del "banco malo"

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Héctor Illueca

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Héctor Illueca, ha remitido una carta a la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la que le traslada la necesidad de abordar la posibilidad de que la Generalitat asuma la gestión de los inmuebles de la Sareb, el conocido "banco malo", emplazados en la Comunitat Valenciana.

En la misiva, Illueca advierte de "la creciente dificultad manifestada por amplios sectores de la población para acceder a una vivienda digna". "Ante ello, no podemos dejar pasar la oportunidad de consolidar un parque público a la altura del gran reto social que tenemos por delante", reivindica el conseller. La petición llega después de que el Consejo de Ministros aprobara el pasado 18 de enero las modificaciones jurídicas necesarias para que la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Económica (SAREB) se convierta en una sociedad con más del 50 % del control público.

Para el vicepresidente valenciano esta entidad posee un enorme stock inmobiliario que "podría responder a las necesidades derivadas de la emergencia residencial que sufre España". Por esto motivo ha emplazado a la ministra Nadia Calviño a una reunión como máxima responsable de gestión de la Sareb, para estudiar las posibilidades que esta medida ofrece para engrosar el parque público de la Generalitat.

Parque público bajo mínimos

Actualmente la Generalitat Valenciana cuenta con un parque público de vivienda de en torno a 14.000 pisos, que gestiona a través de la Entidad Valenciana de Vivienda (EVHA), a esos, hay que añadir 4.254 viviendas gestionadas por los ayuntamientos de la Comunitat y unas 81 viviendas sociales para entidades del tercer sector. En total, la C.Valenciana cuenta con unas 18.775 viviendas públicas.

Pese a los esfuerzos de conselleria de Vivienda que este año ha adquirido 396 pisos, sobre todo a través del derecho de tanteo y retracto a grandes tenedores pero también con mecanismos de promoción de vivienda pública, el parque público valenciano solo supone el 0,59 % del conjunto del parque de vivienda (3.147.062). La media europea de vivienda pública es del 15 %, con lo que el departamento dirigido por Héctor Illueca tiene todavía mucho camino que recorrer. El parque público de viviendas llegó a tener el triple de su tamaño, con 37.5000 inmuebles, pero en las décadas de Gobierno del Partido Popular en la C.Valenciana acabó por venderse hasta llegar al tamaño actual.

La Conselleria de Vivienda estima (no existen cifras oficiales) que actualmente hay 19.000 viviendas vaciadas en manos de bancos y la Sareb (un número similar al de solicitantes de vivienda pública en lista de espera). De ellas, 10.000 se detectaron por incumplimientos de la Ley de la Función Social de la Vivienda, y 9.000 estarían en manos del banco malo. Aún así, según remachan desde conselleria, se piensa el número real podría ser muchísimo mayor.

Antes que Vivienda, plataformas y asociaciones de vivienda como la PAH ya pedían la inclusión de las viviendas de la Sareb para engrosar el parque público de vivienda, que pese a tener 18.700 pisos la enorme mayoría ya están ocupados, con lo que la carencia de vivienda pública es clara. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca asegura que solo hay 924 viviendas rehabitables en el parque público, el resto están ocupadas o necesitan reformarse.

Compartir el artículo

stats