Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El céntimo verde es un reconocimiento al oxígeno que aportan los montes"

La Plataforma Forestal y la Asociación de Municipios Forestales aplauden la tasa que quiere aplicar Transición Ecológica como compensación al medio rural

Dos escursionistas por el Parc Natural del Túria. JM Lopez

«El céntimo verde es una herramienta que hemos estado reclamando mucho tiempo, que ha de servir para la vertebración territorial y crear cadenas de valor en el medio rural». Rafael Delgado, presidente de la Plataforma Forestal de la Comunitat Valenciana, tiene claro que el mecanismo de compensación por los servicios ambientales que prestan los montes supondría una inyección decisiva para el medio rural. Una vía que la Conselleria de Transición Ecológica rescata en el nuevo reglamento forestal.

En la misma línea se expresa Consuelo Alfonso, alcaldesa de Andilla, quien se congratula de que el nuevo reglamento forestal autonómico incluya «una bonificación que llevamos años reivindicando». «Es un reconocimiento por el oxígeno que aportan los montes a la atmósfera», incide. Alfonso, en su condición de presidenta de la Asociación de Municipios Forestales, recuerda que tener «el bosque en condiciones ayuda a evitar incendios».

Como Delgado, coincide en que hay alejarse de las visiones urbanitas de los espacios naturales, porque estos requieren de una gestión realista y sostenible. «Necesitamos dinero para brigadas, para limpieza, para gestión y las ayudas no son el camino, el céntimo verde sí», razona. Alfonso aboga por este tipo de resarcimiento por los beneficios ambientales que prestan los territorios de interior a las zonas metropolitanas causantes de la contaminación. De ahí que desde Amufor se estén desarrollando proyectos con financiación europea para cuantificar la capacidad de captación de CO2 de los ecosistemas.

Consolidar población

«Esta compensación económica nos vendría muy bien para impulsar la microeconomía y consolidar población», incide la alcaldesa, que aunque admite la dificultad de poner en marcha este tipo de tasas, «hay que empezar». La idea puesta sobre la mesa en otras ocasiones, aunque el borrador del reglamento no lo especifica, sería la de gravar aquellas actividades con mayor número de emisiones y lo recaudado debería ir directamente a quienes contribuyen a combatir los efectos del calentamiento global.

Como ya publicó Levante-EMV en su edición del pasado domingo, el documento que ha elaborado la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, incluye en su artículo 92 «la creación del programa valenciano de pagos por servicios ambientales forestales». Algo recogido con anterioridad en la Estrategia Valenciana de Energía y Transición Energética y que ahora recupera un documento presentado ya a la Mesa Forestal. «De entrada hacia falta unificar normas sueltas y actualizarlas en este nuevo reglamento, falta ver cómo se agiliza para huir de la burocracia que hay en la administración en general», señala Delgado.

Los ciclistas de montaña critican las restricciones

El nuevo reglamento forestal ha puesto en guardia a los aficionados a la bicicleta de montaña de toda la Comunitat Valenciana. Un documento que «no tiene ningún sentido» y persigue «erradicar la bicicleta» en estos espacios, a juicio de la asociación que representa al colectivo en territorio autonómico, Acimcova. Son dos los aspectos que critican de esta nueva normativa. Uno, la equiparación de las bicicletas eléctricas a los coches, por lo que no podrían circular por sendas forestales. «Realmente no son eléctricas, sino de pedaleo asistido; y además, la normativa europea las clasifica como ciclos», señala Eduardo Oroval, portavoz de Acimcova. Motorizados de tres ruedas, cuadriciclos, quads, ciclomotores de tres ruedas, cuadriciclos ligeros y quads-AT tendrían vetado el paso por las sendas, insisten. El segundo, la exigencia de tener que solicitar un permiso por anticipado a la Conselleria, en forma de declaración responsable, para circular en grupos de diez o más personas, según informa Aitor tezanos. Castelló

Compartir el artículo

stats