Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del Coronavirus

La covid deja otro exceso de 746 fallecidos en abril y mayo en la Comunitat Valenciana

El sistema de vigilancia MoMo detecta una inusual desviación de las defunciones en esta primavera | Sobre todo se producen en los mayores de 75 años

Entrada de un féretro en el mortuorio del hospital General de València, en imagen de archivo. F. Bustamante

El sistema de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas (MoMo), dependiente del Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha registrado un nuevo exceso de 746 muertes en la Comunitat Valenciana entre abril y mayo, según recoge el último informe del 8 de junio, mes en el que también sigue una desviación de 60 fallecimientos más sobre lo que sería esperable.  

El objetivo del MoMo, desde su desarrollo en 2004 para medir los efectos de las temperaturas extremas, es identificar las desviaciones de mortalidad diaria observada con respecto a la esperada según las series históricas de mortalidad, y permite estimar de forma indirecta el impacto de cualquier evento de importancia en Salud Pública, que en este caso sería la covid pues la epidemia aún pervive y entre abril y mayo se vivió un auge de contagios por el rebrote del virus con el linaje «sigiloso» (BA.2) de la variante ómicron. 

Aunque el sistema de vigilancia Momo no informa de la causa concreta de la muerte, el exceso se puede vincular a la covid-19, al igual que en oleadas anteriores, pues los decesos vienen a coincidir con los datos que incorpora el Ministerio de Sanidad, aunque a veces hay distorsiones por los retrasos en las notificaciones y en las adjudicaciones a la fecha real de la defunción. A nivel estatal el exceso sería de 4.300 fallecidos más en ese mismo periodo de la primavera. 

El exceso de muertes del pasado mes de mayo es de 475 en la Comunitat Valenciana, lo que representa un aumento del 13 % respecto a las defunciones estimadas por las estadísticas anuales (3.639). Las muertes observadas fueron 4.114. 

En abril la desviación de la mortalidad se cifró en 281 personas, un 7,5 por ciento más, pues se registraron 4.025 decesos frente a los 3.744 previsibles. Y junio, según las primeras cifras, también apunta a un exceso, que se tendrá que confirmar. Solo 10 defunciones se atribuyen a las temperaturas en la Comunitat Valenciana, bien por el frío o el calor. En estos dos meses y en lo que llevamos de junio, la Conselleria de Sanidad ha notificado 283 defunciones por covid, según los datos que ahora se ofrencen cada martes y viernes desde el cambio de estrategia hacia la 'gripalización' de la covid acordado por el Ministerio de Sanidad y los gobiernos autonómicos, que decidieron focalizar el seguimiento de la incidencia en los mayores de 60 años, pues es la población de más riesgo.

Solo 10 defunciones se atribuyen a las temperaturas en la Comunitat Valenciana, bien por el frío o el calor

decoration

Lo inusual de este incremento de muertes es que se esté registrando también en la primavera, pues solo es comparable al que se produjo en abril de 2020 cuando empezó la pandemia (797 fallecidos de más). El año pasado en estos mismos meses de abril y mayo no hubo exceso, como tampoco en los años anteriores a la crisis sanitaria por las mismas fechas. Entre enero y febrero de este año 2022 también hubo un exceso de 556 muertes más con una desviación del 6,5 % y 5,9 %, respectivamente. 

Entonces se estaba en la sexta oleada, la más contagiosa, pero que gracias al efecto de las vacunas con más del 90 % de la población vacunada no fue la más grave. Sí lo fue la tercera ola del invierno de 2021, pues solo en enero de ese año hubo una desviación de la mortalidad de más de 2.700 personas.

Según los datos del MoMo, los excesos se han concentrado sobre todo en las franjas de edad de las personas más mayores. En mayo, el 66 por ciento de los muertos de más corresponde a personas de más de 85 años, mientras que en abril ese porcentaje se eleva al 80 por ciento. El tramo de edad entre los 75 y 84 años concentró el 23 por ciento de los decesos de más en mayo, siendo el 19.2 % en abril. En muchos de los casos, la covid no sería la causa de la muerte, sino que ésta se debería a otras patologías que el coronavirus habría agravado.

Compartir el artículo

stats