Pedro Fresco ya tiene sucesor al frente de la Dirección General de Transición Ecológica. La consellera de Agricultura, Isaura Navarro, ha nombrado a Enric Juan, hasta ahora director general de Infraestructuras de Servicios Sociales dentro de la Vicepresidencia y Conselleria de Políticas Inclusivas que dirige Aitana Mas. Navarro ha vuelto a recurrir al departamento que encabeza Mas y que hasta junio dirigía Mónica Oltra para completar las bajas dentro de la conselleria a la que llegó hace un mes, tras la destitución fulminante de Mireia Mollà.

Según han informado fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente su llegada es para "dar un nuevo impulso a la tramitación e instalación de los paneles fotovoltaicos de autoconsumo energético". La puntualización hacia el autoconsumo no es casual. Fresco había asegurado que con autoconsumo solo se podría llegar, como máximo, a un tercio de los hitos marcados por Europa y que por ello había que acelerar el resto de instalaciones de fotovoltaicas ante las que Compromís es más receloso por su impacto en el territorio.

El nuevo director de Transición Ecológica es licenciado en Ciencia e Ingeniería de los Materiales por la Universidad Imperial College de Londres y además cuenta con un master en Democracia, Derechos Humanos y Globalización. Entre algunos de los méritos que destacan desde el departamento de Navarro está que cuenta con conocimientos sobre Política Climática y Energía Global y que ha estado como co-coordinador del grupo de trabajo de Clima y Energía de la Federation of Young European Greens (la Federación de Jóvenes de los Verdes Europeos).

Las diferencias por la implantación de las renovables han generado varias salidas dentro del departamento de Medio Ambiente. La primera, la de Mollà. Junto a ella salieron el subsecretario de esta conselleria, Alfons Puncel, y la secretaria autonómica de Transición Ecológica Paula Tuzón. Al primero lo sustituyó Juan Vicente Santos Cerveró quien hasta su nombramiento era el director general del Secretariado y de la Portavoz del Consell, es decir, parte del equipo primero de Oltra y luego de Mas.

Todos los cargos mencionados, cesados, dimitidos y con nuevo nombramiento están vinculados a Iniciativa, el partido tanto de Mónica Oltra, como de Aitana Mas, como de Mireia Mollà y que es donde se ha producido la fractura interna. El motivo más evidente ha sido el choque por las renovables, donde el sector que lideraba Mollà abogaba por incrementar su aceleración mientras que dentro de Compromís se opta por la "cautela" para evitar una degradación mayor del territorio.

Las divergencias entre Fresco y la dirección del partido se han hecho evidentes en los últimos días. De hecho, una de las chispas ha sido su opinión en un artículo publicado por este periódico en el que evidenciaba que el impulso al autoconsumo en los tejados sería insuficiente para llegar a los 6.000 MW en 2030 que marca Bruselas. "Como muchísimo, un tercio, 2.000 MW", defendió Fresco. Su tesis choca claramente con la de Compromís, que al día siguiente presentó su campaña 'Comencem pel sostre', señalando que con la instalación de placas en tejados se podría llegar a 14 GW (14.000 MW).