La diputación obligará a los pueblos a invertir en la red de saneamiento

El ente provincial condicionará las subvenciones del Plan de Inversiones a que se destine al menos un 10 % del total al sistema de transporte del agua

Una imagen del pleno de septiembre de la Diputación de Valencia. | MIGUEL ÁNGEL MONTESINOS

Una imagen del pleno de septiembre de la Diputación de Valencia. | MIGUEL ÁNGEL MONTESINOS / violeta peraita. valència

Violeta Peraita

Violeta Peraita

Al menos un 10 % de los recursos económicos que reciban los pueblos a través del Plan de Inversiones de la Diputación de Valencia —uno de los gruesos del presupuesto anual del ente por ser el más importante en el ámbito de transferencias económicas para infraestructuras locales— deberá destinarse a la red de saneamiento del agua. Es una de las condiciones que pondrá el nuevo equipo de gobierno provincial de PP y Ens Uneix, que lidera Vicent Mompó (PP), para otorgar las subvenciones de este Plan de Inversiones, que se presentará este lunes en Torrent en un acto al que están convocados todos los alcaldes y alcaldesas de la provincia.

Fuentes del equipo de gobierno señalan que al ejecutivo del ente provincial le preocupa que la red de agua y de saneamiento sea «lo más eficiente posible y dar protagonismo a estas infraestructuras en las que muchas veces no se piensa». No quieren repetir las situaciones que han ocurrido en los últimos años en la Palma de Gandia, Caudete de las Fuentes o Xeraco y quieren garantizar que la red saque el máximo rendimiento de su funcionamiento.

¿Qué significa sacar el máximo rendimiento? «Lo más importante es tener una red lo más eficiente posible con un rendimiento, de al menos, el 70 %, es decir, aprovechar 70 de cada 100 litros». Ahora, según señalan las mismas fuentes, hay algunos pueblos que acaban con un rendimiento del 30 % del agua que pasa por sus redes de saneamiento por fugas, mal estado de la infraestructura o falta de mantenimiento.

Con esta obligación de destinar al menos el 10 % de la subvención del Plan de Inversiones que reciban los ayuntamientos, intentarán mejorar la salud de toda la red de la provincia. Con todo, los municipios que tengan menos de 1.500 habitantes estarán exentos de esta obligación y en su caso será una recomendación, ya que al ser localidades pequeñas, el presupuesto que les llega del Plan de Inversión también es menor y los proyectos locales más reducidos o espaciados en el tiempo.

La principal búsqueda es la «eficiencia urbana y las redes sostenibles». Para incentivar estas actuaciones, la diputación premiará las iniciativas «arriesgadas» y «pioneras» que puedan «marcar el camino de nuevas fórmulas a otros municipios para crear ciudades más eficientes y transformadoras».

Apoyo provincial a los pueblos

«Las actuaciones ejemplares y de excelencia tendrán un reconocimiento institucional», señalan fuentes del ejecutivo provincial. Pero esta no será la única manera de animar a los pueblos a que se impliquen en modernizar y mejorar sus redes de saneamiento de agua; el ente provincial promete poner a disposición de los ayuntamientos todas las herramientas provincias, a través de la empresa pública Egevasa, que auxiliará a los pueblos que tengan más problemas a través de asesorías o apoyo en la ejecución de las obras.

El plan de Inversiones, que la nueva corporación provincial ha bautizado como el nuevo Pla Obert d’Inversions; incrementará en presupuesto respecto a otros años, tal como señaló la vicepresidenta de la diputación, Natàlia Enguix. La corporación busca que el programa tenga «más recursos» y sea «más flexible». Por eso, reconocerá aquellos proyectos que busquen «la eficiencia y la igualdad».

Objetivo: eliminar burocracia

El nuevo programa de inversiones quiere «incrementar la eficacia de las tramitaciones y el nivel de ejecución de los proyectos (como también buscan en los próximos presupuestos 2024), para que el proyecto no sea solo un titular llamativo con millones de euros, sino que sirva para convertir en realidad todas las propuestas y necesidades de los municipios valencianos». En estos términos se expresaron los representantes del equipo de gobierno provincial esta semana. Y es que, «no queremos que se quede ni un euro por invertir por culpa de la burocracia o de los plazos», insistieron.

Cuestiones como la partida presupuestaria, los plazos de ejecución, la temporalidad de las convocatorias, la fórmula de reparto o los incentivos fijados por el nuevo equipo de gobierno provincial que encabezan Mompó y Enguix se resolverán este lunes, a partir de las 12 del mediodía, en el Auditori de Torrent, en un acto abierto a todos los consistorios valencianos, beneficiarios de la principal línea inversora del ente provincial.

Los objetivos del plan están directamente relacionados con las principales líneas de gestión de la institución que preside Mompó, que entre sus prioridades tiene la de «eliminar burocracia, prescindir de los artificios presupuestarios y estar lo más cerca posible de los ayuntamientos para ayudarles en todo lo que esté al alcance de la diputación, tanto en materia económica como en asesoramiento y asistencia técnica».

Por su parte, el PSPV y Compromís en la diputación, que durante esta legislatura ejercen el papel de oposición, se mostraron inquietos por que las ayudas se otorguen de manera «objetiva» y sin «clientelismos» y pidieron que el montante total del Plan de Inversiones no disminuya.