Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía requiere socorristas en el Pou Clar ante la masiva afluencia de bañistas

Cuatro sindicatos se unen para pedir que el paraje tenga los mismos servicios que la piscina municipal

La Policía requiere socorristas en el Pou Clar ante la masiva afluencia de bañistas

La Policía requiere socorristas en el Pou Clar ante la masiva afluencia de bañistas

Las cuatro secciones con representación sindical en la Policía Local de Ontinyent emitieron ayer un comunicado conjunto para reclamar más medidas de seguridad en el paraje del Pou Clar ante la masiva afluencia de visitantes en verano. CC OO, UGT, SPPLB y CSI·F sostienen que las múltiples actuaciones impulsadas por el ayuntamiento para blindar y preservar el paraje a través de una ordenanza especifica, aunque necesarias, «no son suficientes» y «no garantizan la seguridad de los bañistas». Los sindicatos policiales consideran «imprescindible» dotar al espacio de servicios asistenciales y requieren la presencia de socorristas, así como de una instalación salvavidas y de un punto de atención sanitaria. Quieren que se equipare el Pou Clar con la piscina municipal, cuyas instalaciones ya cuentan con estos medios a pesar de que «no acude tanta gente».

Las centrales enumeran los peligros del paraje, tales como torceduras, caídas contra un suelo de piedra maciza, saltos inadecuados desde las piedras o un simple resbalón que, indican, «pueden tener un trágico desenlace». «Todos los veranos, los policías locales atendemos en el paraje numerosos servicios relacionados con este tipo de accidentes y somos testigos en primera persona de la falta de medios para atender estas emergencias», exponen en el comunicado. Recuerdan asimismo que, el pasado 10 de agosto de 2013, los agentes tuvieron que solicitar la presencia urgente de los socorristas de la piscina municipal para que rescataran a un bañista. A raíz de los hechos, el inspector de la policía local elaboró un informe con el que solicitó un puesto de socorro para atender a personas que se encontrasen en peligro o pidieran auxilio en el agua.

Seguridad redoblada

Los sindicatos lamentan que sus demandas no han sido atendidas. Desde el ejecutivo subrayan que en los últimos años la vigilancia policial se ha incrementado notablemente (en verano es permanente) y se han adoptado múltiples medidas para acondicionar el paraje al drástico incremento de bañistas en verano. Las mismas fuentes apuntan también a la falta de competencias para regular el baño como principal obstáculo para poner socorristas, puesto que el espacio del Pou Clar como muchos parajes naturales no está catalogado como zona de baño. Los sindicatos piden alternativas porque «la seguridad de los bañistas están por encima de competencias», zanjan.

Compartir el artículo

stats