Siete pueblos de la Canal implantarán la recogida "puerta a puerta" para 6.700 viviendas

La mancomunidad ya tiene definida la estructura de costes y la memoria de explotación del nuevo servicio, que persigue situar el índice de reciclaje por encima del 80% con un presupuesto de 1,5 millones anuales y un sistema informatizado

Cubos de basura para la recogida puerta a puerta en Alcàntera del Xúquer.

Cubos de basura para la recogida puerta a puerta en Alcàntera del Xúquer. / PERALES IBORRA

Sergio Gómez

Sergio Gómez

La Mancomunidad de la Canal de Navarrés ha pisado el acelerador para que el nuevo sistema de recogida separada "puerta a puerta" de la basura pueda ser una realidad dentro de unos meses en los municipios de Anna, Bicorp, Bolbaite, Chella, Estubeny, Navarrés y Quesa.

De momento, la entidad comarcal ya tiene encima de la mesa una propuesta de estructura de costes del servicio y una memoria de explotación que zonifica y dimensiona el modelo de cara a la preparación del nuevo contrato, que según los primeros cálculos precisaría de una inyección económica de alrededor de 1,5 millones de euros anuales y se prolongaría a lo largo de una década. El servicio se adjudicará previsiblemente en 2024.

En el conjunto de las siete localidades vinculadas a la mancomunidad, que suman una población de 10.624 habitantes, se recogieron en 2022 un total de 4.031,5 toneladas de residuos urbanos municipales, el equivalente a 336 toneladas al mes. En el llamado contenedor gris se depositó un 41% de basura orgánica, un 19,81% de envases, un 18,98% de papel y cartón, un 6% de vidrio y un 14,4% de fracción resto (residuos que no están sujetos a recogidas separadas de las entidades locales como textiles, colillas o platos).

Con la implementación del nuevo modelo "puerta a puerta", que consiste en entregar los residuos al servicio de recogida colocándolos en cubos delante de la puerta de domicilios y comercios, se espera que el 82,57% de los envases ligeros y el 82,53% del papel y cartón que actualmente acaba sin reciclar en la bolsa gris pase a recogerse separadamente.

El estudio de explotación divide los 7 municipios adheridos al plan en un total de 30 zonas de recogida que quedarán sujetas al sistema puerta a puerta, teniendo en cuenta las actividades existentes y la anchura de los viales para evaluar qué tipo de camión podrá pasar por las calles. En total quedan englobadas en el nuevo esquema un total de 6.700 viviendas y cientos de negocios, al incluirse tanto los cascos urbanos como los núcleos históricos de cada población.

Para los diseminados residenciales se han diseñado "áreas de aportación", que son recintos cerrados con control de acceso para que los vecinos autorizados puedan acudir a depositar sus residuos en contenedores. Un caso paradigmático es Playamonte, un enclave con más de 200 viviendas que presenta una elevada ocupación sobre todo en verano. Cada pueblo también dispondrá de un "área de emergencia" donde los residentes que viven en zonas regidas por el "puerta a puerta" tendrán la posibilidad de depositar la basura en casos excepcionales.

El nuevo sistema informatizado permitirá identificar a cada usuario y garantizará un seguimiento y control de la recogida para potenciar el reciclaje

Con el nuevo sistema, la frecuencia de recogida de la basura orgánica será como mínimo de tres días a la semana, mientras que la fracción resto se recogerá un día a la semana y los envases y papel cartón entre uno y dos días a la semana, en función del calendario que se estipule en su momento. La memoria de explotación señala como fundamental que el servicio puerta a puerta se realice en horario nocturno, entre las 22 h y la 8 h. La contrata de basura acudirá a todas las poblaciones con dos vehículos cada noche: uno más pequeño para los núcleos históricos, con aceras más estrechas, y uno más grande para los cascos urbanos.

Con el objetivo de conseguir un mayor rendimiento en la recogida selectiva, la mancomunidad prevé implantar un sistema informatizado de seguimiento, control e identificación de usuario, lo que en un futuro permitiría aplicar políticas de pago por generación, si así se decidiera. Por ahora, los camiones de recogida vendrán equipados con un sistema de identificación por radiofrecuencia y un equipo automático de control de pesaje, así como con un sistema de localización y rastreo GPS.

Los cubos domiciliarios del puerta a puerta se dotarán de etiquetas para ser leídos automáticamente por la antena del camión o por las pulseras del personal

Tanto los contenedores de carga trasera de los grandes productores y de las áreas de emergencia como los cubos domiciliarios del puerta a puerta se dotarán de etiquetas para ser leídos automáticamente por la antena del camión o por las pulseras del personal. Igualmente, se dotará de cerraduras inteligentes con identificación de usuario a las áreas de emergencia y de aportación, quedando integradas en el mismo sistema informático. Según el estudio, sin embargo, en Quesa la iniciativa de instalar sensores volumétricos de llenado no es operativa ante la mala cobertura de la red telefónica

La implantación el servicio precisa de una fuerte inversión en contenedores que no puede ser asumida inicialmente por la mancomundiad, por lo que deberá ser financiada por la empresa adjudicataria. El principal gasto se corresponde con los kits de cubos domésticos que se repartirán a las viviendas y a los pequeños negocios. A las actividades comerciales, de restauración e industriales se les entregarán cuatro contenedores individualizados, uno de cada color. La Mancomunidad ya ha adquirido un solar en Chella para erigir la base de operaciones del nuevo servicio puerta a puerta.