El teatro Olympia de València ha instalado un sistema de limpieza del aire mediante la ionización bipolar por plasma frío, una tecnología que reduce la presencia de patógenos, en recintos cerrados, en casi el 99 % en el aire y del 80 % en superficies.    

La empresa Tayra y Servi-Fred han instalado este sistema que elimina la presencia de contaminantes presentes en el aire que pueden tener impacto en la salud.

    

Según indican, decenas de test realizados por laboratorios independientes han mostrado que la tecnología de ionización bipolar por plasma frío reduce de manera segura y eficiente las bacterias, virus, alérgenos, compuestos orgánicos volátiles y partículas.

El Teatro Olympia de Valencia es uno de los primeros teatros de España en instalar un sistema de desinfección del aire con el objetivo de mejorar la seguridad de los espectadores, según las fuentes.

El Teatro Olympia de Valencia es uno de los primeros teatros de España en instalar un sistema de desinfección del aire con el objetivo de mejorar la seguridad de los espectadores

Este sistema se suma a las medidas ya aplicadas en el teatro con el fin de mejorar la seguridad de los espectadores y de los trabajadores.

  

Antes que en el Olympia, esta tecnología para la descontaminación de patógenos en espacios cerrados se ha instalado en el teatro Pavón Teatro Kamikaze de Madrid en el mes de septiembre y en mayo se probó en el Hotel B&B de San Sebastián de los Reyes (Madrid), reservado durante la crisis para el descanso del personal sanitario.

    

Esta tecnología para la descontaminación de patógenos en espacios cerrados se ha instalado en el teatro Pavón Teatro Kamikaze de Madrid en el mes de septiembre y en mayo se probó en el Hotel B&B de San Sebastián de los Reyes

Los resultados del estudio sobre la aplicación de esta tecnología en este recinto, realizado por la empresa Tayra y su equipo científico (con expertos de la Universidad Tecnológica de Dublín, la Universidad Pública de Navarra y la Universidad de León), confirman que esta técnica es una solución para la eliminación, de forma eficaz y segura del bacteriófago MS2, un virus sustituto del coronavirus, de idénticas características pero inocuo.

   

La ionización consiste en aplicar un campo eléctrico al aire de modo que se generen millones de iones positivos y negativos en la misma proporción, creando un campo electromagnético que contribuirá a la desinfección del aire mediante un proceso de oxidación a través de las moléculas de oxígeno.

    

Se trata de una tecnología sencilla, inocua y biocompatible con la presencia de personas que, además, se adapta a la instalación de climatización existente.