Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfaro y Xàtiva: El minimalismo y la historia se muestran juntos

Antic Hospital de Xàtiva, en la plaza de la Seu,
con la pieza «Desplaçament de semicercles»
PERALES IBORRA | PERALES IBORRA

Antic Hospital de Xàtiva, en la plaza de la Seu, con la pieza «Desplaçament de semicercles» PERALES IBORRA | PERALES IBORRA

La simplicidad extrema de la escultura de Andreu Alfaro dialoga en Xàtiva con la historia. La muestra que desde el pasado mes de septiembre reúne 17 piezas del artista plástico valenciano, fallecido en 2012, ya ha recibido miles de visitantes pese a la pandemia. Son en total 17 piezas que tratan de mostrar la «dimensión adecuada» de lo que significó su audaz línea creativa. Podrá verse hasta el próximo 8 de diciembre «y supone una oportunidad única de ver la obra de Alfaro en un contexto como los edificios históricos del casco antiguo», explican los comisarios, Andrés Alfaro-Hoffman y Pablo Camarasa.

En el antiguo convento de Sant Doménec se agrupa el grueso de la exposición, con once piezas: en la nave central de la iglesia, la sala capitular y en el exterior del templo, donde destacan Laooconte III o Ghoete en un campo de Roma, obra extrema de la simplificación con la que Alfaro quería acercarse, curiosamente, a la fidelidad hacia las formas. Delante del Antic Hospital brilla Desplaçament de semicercles, una obra que juega con la «geometría variable» que generan los diferentes puntos de vista del espectador, según Camarasa, y que destaca contrapuesta con la fachada renacentista y gótica flamígera de la capilla del edificio, la de sus ángeles músicos. Y ante las puertas del Museu de l’Almodí, se yergue la verticalísima The fountain, de simplicidad casi irreductible. En el patio porticado de este mismo edificio se citan tres de sus cercles y su versión de Las tres gracias.

alfaro y xàtiva | PERALES IBORRA

El arquitecto y estudioso de la obra de Alfaro remarca que Diàleg amb la història, el título de la muestra, «tiene como objetivo precisamente eso: establecer un diálogo entre una obra minimalista y edificios barrocos o renacentistas», señala Camarasa. También destacó que algunas de las esculturas están en la calle «porque Alfaro fue un creador que concibió gran parte de ellas para espacios abiertos», según señala. Natural de Xàtiva, el arquitecto muestra su satisfacción por llevar a la capital de la Costera un montaje en el que algunas de las obras han estado solo en la Bienal de Venecia y en el IVAM. «Desde la sencillez se puede llegar al mismo destino conceptual que otros tipos de representaciones realistas», señala Camarasa para poner énfasis en el estilo depurado de Alfaro. Y resume: «estas esculturas de gran formato colonizan estos lugares para establecer un diálogo con la historia».

alfaro y xàtiva

La iniciativa se enmarca dentro de una serie de acciones que trasladan al casco histórico de Xàtiva el arte contemporáneo. La primera de ellas fue la exposición Retrats, de Antoni Miró. Y la más ambiciosa, la que en 2019 reunió en torno a cuatro inmuebles (Museu de Belles Arts, Sant Domènec, Palau de l’Ardiaca y Antic Hospital) una antológica del pintor de Xàtiva Artur Heras con obra de 1963 al presente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats