Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Purificación Lluch: "Perdí mi nombre durante cuatro años"

Purificación Lluch.

Purificación Lluch.

Fue una de las primeras regidoras valencianas expulsadas de Ciudadanos por pactar con Compromís y su caso, denunciado por el PP, acabó en 2020 sentando jurisprudencia en materia de transfuguismo en el Tribunal Supremo. Su condena: devolver 18.000 euros al Ayuntamiento de la Font de la Figuera por las retribuciones que le asignó el alcalde valencianista de la localidad como integrante del equipo de gobierno. La sentencia concluye que nunca debió obtener el beneficio político y económico que le reportó la decisión de desmarcarse de la disciplina de las siglas con las que concurrió a las elecciones. Aún así, Purificación Lluch no se arrepiente de haber desobedecido a su antiguo partido, sobre todo ahora que está en plena descomposición. «Mi intención no era para nada aprovecharme ni engañar a los vecinos. En 2015 hubo un cambio de gobierno a nivel autonómico y entendimos que lo mejor para el municipio era ir en sintonía con la formación que estaba en el Consell, pero no atendieron a las circunstancias específicas de la Font y la expulsión fue inmediata», evoca Lluch, que señala los bandazos y las contradicciones de Ciudadanos. La línea roja que cruzó fue dar la vara de mando a un alcalde de Compromís. «Durante cuatro años perdí mi nombre. Yo era la tránsfuga y así se dirigían siempre a mí», dice, en alusión al PP. Después de cuatro años como edil no adscrita, en 2019 se presentó a las elecciones municipales al frente de una candidatura independiente y volvió a salir elegida, con un mayor porcentaje de votos que en los anteriores comicios. Aunque bajo el nuevo proyecto afirma sentirse con mucha más libertad y autonomía, lo que más lamenta es cómo su antigua situación afectó a su familia. «He sufrido mucho por verlos sufrir». En el municipio de la Costera, el transfuguismo ha estado durante décadas presente en la política municipal. La portavoz del PP que denunció a Lluch -con quien había mantenido enfrentamientos cuando ambas militaban en las filas populares- se apoyó en un tránsfuga de EUPV para gobernar cuando era alcaldesa, cargo del que fue desalojada mediante una moción de censura perpetrada por otro exedil del PP.

Compartir el artículo

stats