Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alarma deja paso a la esperanza

Educación: optimismo tras el esfuerzo

La comunidad educativa afronta los próximos meses consciente de que lo más difícil ya se ha superado, aunque aún quedan pruebas clave como las oposiciones o la selectividad

La distancia social y la desinfección presentes en las aulas

La distancia social y la desinfección presentes en las aulas

Si bien no se puede hablar de normalidad —como antes la entendíamos— en las aulas, sí es cierto que el sector educativo es uno de los pocos que ha contado con cierta continuidad y estabilidad los últimos meses. Los férreos protocolos de las conselleries de Sanidad y Educación, la constancia de los docentes y la colaboración y responsabilidad de los escolares más pequeños y los adolescentes han hecho que los colegios e institutos hayan aguantado estoicamente las sucesivas olas de la pandemia sin cerrar sus puertas, prueba de fuego que no han superado algunos vecinos europeos.

Ahora, con más de 140.000 trabajadores del ámbito educativo vacunados con una dosis (la mayoría docentes, pero también personal de servicios, administración, limpieza y comedor, entre otros) desde los centros educativos ven con más optimismo los próximos meses, si bien, una de las principales preocupaciones inminentes es si recibirán la segunda dosis que les inmunice por completo y de qué laboratorio será, pues a este personal esencial se le administró el vial de AstraZeneca.

En cuanto al final de curso, si no lo indica Sanidad, no se esperan cambios en la organización de los centros. Asimismo, Educación ha mantenido la instrucción que se adoptó el curso pasado en cuanto a la promoción general del alumnado, que pasará mayoritariamente de curso, pero sin un aprobado general: quienes no hayan superado alguna asignatura en ESO o Bachillerato deberán presentarse a las recuperaciones de julio y, de no aprobarlas, pasarán de curso con pendientes.

Eso sí, antes de las vacaciones de verano, la comunidad educativa tiene otra prueba: el 22 de este mes está previsto que se inicien las primeras oposiciones masivas de Educación en pandemia, en las que se ofrecen 3.542 plazas, principalmente de Secundaria. En total, se presentan más de 22.912 opositores en 474 tribunales, 126 más que en 2019 para evitar aglomeraciones.

Por otro lado, no hay que olvidar la selectividad —también multitudinaria y prevista para el 8, 9 y 10 de junio— que vuelve a su fecha habitual y a la universidad, con mascarilla y 1,5 metros de distancia personal. Precisamente sobre los campus, las aulas del ámbito universitario también se han mostrado seguras —a pesar de los disgustos de algunos colegios mayores— y la Conselleria de Universidades ya ha anunciado que mantendrá el actual modelo de enseñanza híbrido (docencia online y presencial). Faltan por saber los detalles y qué pasará con los Erasmus+.

De vuelta a los niveles preuniversitarios, todavía no se conoce la organización del próximo curso, aunque sí se mantendrá la enseñanza por ámbitos en 1º de ESO y se continuará impulsando la digitalización. El punto de partida son los actuales protocolos —con grupos burbuja, entre otras medidas—, y sí se espera, al menos, cierta flexibilidad, aunque de momento no está prevista la vacunación del alumnado, lo que también puede condicionar en este ámbito.

Compartir el artículo

stats