Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 60 % de los empleos creados en verano se destruyen por los rebrotes de la covid

Es la segunda autonomía que más ocupación generó tras Cataluña

Oficina de empleo en la ciudad de València. | EUROPA PRESS

Oficina de empleo en la ciudad de València. | EUROPA PRESS

Los datos del mercado laboral del tercer trimestre de 2020 reflejan la compleja realidad económica como consecuencia de la pandemia. La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer por el INE registra un incremento de la cifra de parados en la Comunitat Valenciana de 31.700 personas con respecto al trimestre anterior y deja la cifra total en 422.800 desempleados, aunque la ocupación también aumenta. El rebote del empleo en verano, insuficiente para evitar que aumente el paro, constata la debilidad del empleo ya que una de cada seis ocupaciones realizadas a lo largo del verano se han destruido al concluir el trimestre debido al impacto del coronavirus.

En concreto, había 81.800 personas más ocupadas que en el segundo trimestre hasta situarse en 2.027.500 empleados. Como resultado, la tasa de paro se ha situado en el 17,26 %. Además, en términos interanuales, la Comunitat Valenciana ha perdido ya 83.100 ocupaciones desde septiembre de 2019, una de las mayores cifras de España.

La finalización del primer periodo de confinamiento permitió una cierta recuperación de la actividad que se refleja en el citado aumento de las personas ocupadas y al mismo tiempo hay un repunte del paro, lo que no es lo habitual en este período. En el conjunto de España, el paro, cuya tasa es menor (16,26 %), subió en 355.000 personas en el tercer trimestre del año, que suponen un 10,5 % más que en el trimestre anterior, y la ocupación creció en 569.600 puestos de trabajo (+3%), su mayor alza trimestral de toda la serie histórica. El INE recuerda que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión laboral se les considera ocupados, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo que se aplica en la EPA.

Según la Conselleria de Economía, la Comunitat Valenciana suma 456.993 trabajadores en ERTE desde el inicio de la pandemia hasta el pasado lunes, de los que un 60 %, en concreto un total de 269.009, ya han salido de la suspensión o reducción de jornada. Entre los elementos positivos se puede destacar que la valenciana consigue el segundo incremento del empleo más alto por autonomías del tercer trimestre, por detrás de Cataluña, que fue líder en España en la generación de puestos de trabajo (96.400). Lo destacó ayer el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu.

Por sectores de actividad

Según la EPA, hay 2.450.300 personas activas, un 4,84 % más que en el trimestre precedente. Por sectores económicos, la ocupación valenciana aumentó en 71.400 personas en servicios; en 10.600 en construcción y en 1.500 en la agricultura. Por contra, disminuyó en 1.600 en la industria. Por provincias, la tasa de paro de Alicante se sitúa en el 19,3 %; en Castelló, en el 14,8 % y en València, en el 16,4 %.

Otra debilidad del mercado laboral son los jóvenes. Así, la tasa de desempleo de los menores de 25 años se ha mantenido, desde la crisis de 2008, muy por encima de la del resto de países de nuestro entorno. Y con la aparición de la covid-19, ha vuelto a incrementarse de forma intensa. Este indicador descendió en la C. Valenciana en 2,5 puntos en el tercer trimestre del año respecto al anterior hasta alcanzar el 37,87 % de la población activa. Otro dato preocupante es el número de hogares valencianos con todos los miembros activos en paro, que aumentan en 6.500 y afectan ya a 135.200 familias.

Situación preocupante

A la vista de los resultados, CC OO-PV propone un llamamiento a «equilibrar» la protección de la salud pública y del empleo en el marco del diálogo social, tras los datos de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre, que reflejan un «profundo impacto» de la covid-19 en el empleo y en la economía y perspectivas «claramente desfavorables».

UGT también sostiene que la situación sigue siendo «preocupante» y es necesario afianzar las medidas puestas en marcha y reforzar las prestaciones por desempleo. «Hay que mejorar la salud pública y la prevención y lucha frente al virus para controlar la situación», indica la central ugetista. La patronal CEV alerta de que los efectos de la crisis económica sobre los territorios y sectores son asimétricos y «están afectando a la C. Valenciana de forma más severa que a la media nacional».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats