30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva reforma del IRPF que estudia el Gobierno perjudica a 400.000 valencianos

Un 20 % de las declaraciones de la renta en la Comunitat Valenciana, donde se realizan 2,27 millones, son tributaciones conjuntas - Las familias que optan por este sistema de declaración pueden deducirse entre 2.150 y 3.400 euros

Mesas de atención al público en una sede de la Agencia Tributaria. | EFE/ÁNGEL DÍAZ

Mesas de atención al público en una sede de la Agencia Tributaria. | EFE/ÁNGEL DÍAZ

La reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que baraja implantar el Gobierno, si finalmente sale adelante la propuesta de eliminar las ventajas de la tributación conjunta, tal como ha puesto por escrito en el plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a la Comisión Europea, jugará una mala pasada a una quinta parte de los contribuyentes de la Comunitat Valenciana.

La carga fiscal de las familias que optan por la tributación conjunta se vería aumentada para algo más de 400.000 contribuyentes valencianos en su declaración de la renta, realizada por casi 2.280.000 ciudadanos de la Comunitat cada año. La supresión de la ayuda fiscal a matrimonios afectaría en el conjunto de España a un porcentaje algo inferior (12% del total), principalmente a rentas medias y bajas. Según los datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), 4,2 millones de personas disfrutan de este beneficio.

La Agencia Tributaria, tal como constata la última estadística, revela que 344.931 familias valencianas casadas realizaron la declaración del IRPF conjunta, mientras que existen otras 66.493 declaraciones conjuntas monoparentales; es decir, las formadas, en los casos de separación legal o cuando no exista vínculo matrimonial, por el padre o la madre y todos los hijos menores o mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada que convivan con uno u otra. En esos casos, la base imponible se reduce en 2.150 euros anuales.

Esas deducciones pueden ser mayores. Así, en la actualidad, la reducción por tributación conjunta del IRPF depende de la modalidad de unidad familiar de que se trate. En el caso de declaraciones conjuntas de unidades familiares integradas por ambos cónyuges no separados legalmente y, si los hubiera, los hijos menores que convivan, así como los mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada, la base imponible disminuye en 3.400 euros anuales.

Por tramos de renta, la mayor parte de los contribuyentes de la Comunitat Valenciana se sitúa entre los 12.000 y 60.000 euros de ingresos anuales por rendimientos del trabajo, pues representan alrededor de 1,2 millones de expedientes. En los segmentos de riqueza más elevada se encuentran 66.902 valencianos, con ingresos de entre 60.000 y 150.000 euros, así como 7.675 que ganan entre 150.000 y 601.000 euros. Mientras, los ultraricos, con más de 601.000 euros, son 872 ciudadanos residentes en la C. Valenciana.

En el conjunto de España, la Agencia Tributaria prevé recibir en la campaña de la renta de 2020 casi 3,5 millones de declaraciones conjuntas, un 7,1% menos, una tendencia a la baja que se mantiene desde hace años ya que esta reducción se aplica principalmente en caso de que uno de los cónyuges no trabaje.

Clases medias y bajas

Desde el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) se asegura que la eliminación de este beneficio fiscal de las declaraciones conjuntas del IRPF afectará, sobre todo, a las clases medias y bajas, según destaca su presidente, Carlos Cruzado. En su opinión, la decisión del Gobierno comunicada a Bruselas «hace público» una medida que es una transcripción directa de la propuesta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal. Además, el dirigente de Gestha recuerda que la deducción por tributación conjunta ya no existe en la mayoría de los países de la Unión Europea y de la OCDE.

Fuentes del Ministerio de Hacienda, según informa El País, aclaran que esperará al dictamen de los expertos de la reforma fiscal tras recibir críticas de la oposición contra la medida incluida en el Plan de Recuperación. Por su parte, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró ayer que el Gobierno está «definiendo y explorando» en el paquete de consolidación fiscal «cómo construir las lineas de consolidación de ingresos», negando que exista una rectificación .

Esta medida, recogida en el Plan de Recuperación enviado a Bruselas, iba a suponer ‘de facto’ una subida de 2.392 millones en recaudación fiscal para Hacienda.

Compartir el artículo

stats