Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UE se abre a permitir la importación de cereal transgénico de EE UU ante la falta de pienso para el ganado

El comisario de Agricultura pide a la Comisión Europea levantar el veto a terceros países para evitar desabastecimientos por la guerra. La Generalitat apoya la medida y Puig la elevará a la Conferencia de Presidentes

Descarga de cereales en el Puerto de València.

El Parlamento Europeo ha movido ficha ante la escasez de cereales que empiezan a sufrir los países europeos por la guerra de Ucrania y ha solicitado a la Comisión Europea que autorice las importaciones de estas materias primas desde países terceros como Estados Unidos, Canadá o Argentina, hasta ahora vetadas por ser cultivos transgénicos y que emplean pesticidas. El movimiento es secundado por la Generalitat, que incide en la necesidad de flexibilizar la norma temporalmente por la excepcionalidad de la situación, que como avanzó este diario amenaza con dejar a las ganaderías valencianas sin alimento para sus cañadas en poco más de un mes.

En una carta remitida por el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, a la Comisión Europea a la que ha tenido acceso este diario, el máximo responsable comunitario del sector reclama "revisar el enfoque de la UE con respecto a la seguridad alimentaria con el fin de reducir la dependencia de las importaciones y aumentar la producción interna" ante una guerra que, advierte, "afectará gravemente al suministro de alimentos" en el viejo continente y de forma "especialmente acuciante" a "cereales, semillas oleaginosas, proteaginosas y fertilizantes", productos de los cuales se obtiene el pienso para la ganadería.

El problema con el que se encuentra ahora Bruselas es que el "granero de Europa", como se apoda a Ucrania por su volumen de exportación de cereales, no se puede reemplazar de la noche a la mañana por los ritmos que requieren las cosechas. Por eso, además de una serie de estrategias orientadas a lograr una mayor independencia alimentaria en la UE, el Europarlamento llama a "adoptar medidas para garantizar una mayor flexibilidad para las importaciones" de cereal, soja y fertilizantes, "incluida la posibilidad de reevaluar temporalmente los actuales contingentes de importación".

Excedentes disponibles en América

Esos "terceros países" (Estados Unidos, Canadá y Argentina) tienen en estos momentos, según la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (Cesfac), excedentes de maíz, semilla y torta de girasol que "servirían para cubrir sobradamente las necesidades de producción" de la industria cárnica en España hasta la próxima campaña.

Los productores de pienso aseguran que en los mercados alternativos hay excedentes de maíz y de semillas de girasol suficientes para cubrir la campaña actual

decoration

El secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes, considera el paso dado por el Europarlamento como una "excelente noticia" que va encaminada a "aliviar" la situación de "emergencia" que vive el sector. Apoyándose en los datos de Cesfac, Llanes concluye que el problema "no es de falta de existencias" y avala el giro comunitario.

Asimismo, el president Ximo Puig ha incluido esta problemática en uno de los puntos del decálogo que llevará a la Conferencia de Presidentes del fin de semana, así como la petición de activar mecanismos de retirada para la fruta de los países que vendían a Rusia y que con las sanciones reorientarán sus exportaciones a la UE, lo que podría hundir los precios de los cítricos valencianos.

Un camión de cereales descarga el material en una fábrica productora de pienso para animales. Levante-EMV

Compartir el artículo

stats