Las hostelería valenciana prevé aumentar facturación con el impulso del Black Friday

A pesar de no hacer descuentos, el sector confía en que el mayor movimiento social de la jornada eleve la actividad e inicie un periodo hacia la Navidad que ya cuenta con un 80% de reservas en los establecimientos

Un camarero llevando los bocatas del almuerzo en un bar de València.

Un camarero llevando los bocatas del almuerzo en un bar de València. / Miguel ángel Montesinos

Más actividad y, consecuentemente, más negocio. Ese es el horizonte que vislumbra la hostelería valenciana de cara a este Black Friday, una fecha de puro consumo importada cada vez con más fuerza de Estados Unidos y asociada principalmente a los establecimientos comerciales, pero cuyas repercusiones económicas van mucho más allá de las tiendas, sea de forma más directa o indirecta.

Es ese impacto al alza en el que confía el presidente de las patronales hosteleras tanto de Valencia como de la Comunitat Valenciana (Conhostur), Manuel Espinar, quien asegura que pese a que su sector -a diferencia de otros como el de los hoteles que, en plena temporada baja, se han lanzado con fuerza a las rebajas- no se está sumando a los descuentos, si espera que con el mayor trasiego de ciudadanos por entornos como el centro de València gracias al mayor horario de apertura de las tiendas, "la hostelería trabaje más y tenga mayor facturación".

No en vano, según explica un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), aprovechando la presencia de este día comprarán hasta un 84 % de los españoles, dejándose de media unos 237 euros con la moda y la tecnología como principales atractivos.

Un camarero atiende a los clientes de una terraza en la ciudad de Alicante.

Un camarero atiende a los clientes de una terraza en la ciudad de Alicante. / Levante-EMV

Pistoletazo hacia la Navidad

De momento, pese a esta tendencia de consumo, el dirigente aclara a este diario que poder saber cuál es ese impacto real de esta fecha para el sector resultará imposible hasta que no llegue la jornada de mañana, aunque sí destaca que puede ser un "preambulo importante" de cara a la Navidad, otro de los momentos señalados en lo que a comidas y cenas se refieren. En esta línea, Espinar ya avanza que a poco más de un mes para el pistoletazo de salida de las festividades el camino hacia las mismas se encuentra en la buena dirección y que existen dentro de la hostelería "expectativas positivas" a pesar de la inflación y de la menor disposición de ahorro para dedicarlo al consumo.

En concreto, el presidente de Conhostur asegura que a día de hoy, gracias a tradiciones que "se vuelven a retomar" tras la pandemia como las de las comidas de empresa, hay días concretos en los que algunos establecimientos ya "están completos" y en muchos caso el nivel de reservas para estas fechas "está por encima del 80 %". Un buen indicativo de que, más allá de los grandes centros comerciales y de la coyuntura económica, el Black Friday ayuda hacia un final de año al alza en la hostelería.