Una red de 200 profesionales para ayudar a cuidar la salud mental de los trabajadores

La firma gandiense Eutox ofrece servicios de atención psicológica a empresas, contribuyendo así a reducir las bajas de empleados

Una red de 200 profesionales para ayudar a cuidar la salud mental de los trabajadores

Una red de 200 profesionales para ayudar a cuidar la salud mental de los trabajadores / Levante-EMV

Vigilar la salud mental de sus trabajadores es un aspecto cada vez más importante para las empresas. Sin embargo, mucho antes de que este cuidado se popularizara, la firma valenciana Eutox ya había comenzado a contribuir en la atención a los empleados de las firmas. Lo recuerdan así Raquel Llopis y Beatriz Rojas, co-CEO de la compañía, más de dos décadas después de que en 2001 José Francisco Olcina fundara la firma en Gandia tras una exitosa experiencia piloto en una cadena de supermercados.

En ella, este psiquiatra se dio cuenta de que prestando atención a ese aspecto de la salud «se lograba evitar bajas y mejorar la productividad» de la plantilla. Ese proyecto sería la base de una compañía de siete trabajadores que hoy recibe 10.000 solicitudes para sus servicios cada año, contando con una red de 200 profesionales extendida por toda España para ello.

Porque su función, destaca Rojas, se inicia cuando una compañía –entre sus clientes se hallan desde mutuas hasta bancos o varias cadenas de supermercados– se pone en contacto con Eutox buscando ayuda para uno de sus empleados. Coordinándose con el departamento de recursos humanos de la firma solicitante, la empresa valenciana proporciona ese psicólogo o psiquiatra «que mejor se adapte al paciente». El mismo acaba ayudando con «cualquier patología de salud mental», aunque son el estrés y la ansiedad «las más habituales».

Una vez se ha hecho esa conexión, que como recuerda Llopis se realiza con el compromiso de que la primera cita del tratamiento se dé «en los siete días siguientes a que nos llegue la solicitud», Eutox y el profesional se encargan –teniendo para ello un software de gestión– «del control de la histórica clínica, la revisión y la evolución» de la situación del trabajador. Ese proceso, que suele durar de media entre ocho y diez sesiones, sirve para evitar que «la problemática se haga más grande», resalta Llopis. No en vano, ambas dirigentes tienen claro que «la inversión que haces en el cuidado de la salud mental del trabajador acaba suponiendo un ahorro brutal en las bajas».

Con ese modelo –mediante el cual Eutox ingresa un 20 % de lo que cuesta cada sesión mientras que el 80 % se lo queda el profesional– la compañía logró facturar 640.000 euros en 2022, una cifra que prevén haber incrementado por encima de los 700.000 en 2023. Entre sus objetivos a futuro, Rojas señala que está el de «consolidarse en Portugal donde ya tenemos algunos profesionales», llevar a cabo «cursos y talleres» en ámbitos como el liderazgo y, sobre todo, «seguir dándonos a conocer». En ese camino, el año pasado entraron a formar parte de Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, un paso que Llopis señala que ya ha servido para «expandir nuestra red de contacto con empresas».