Las condiciones sanitarias no permiten la celebración de las Fallas con un mínimo de garantías. Por ello, los festejos quedan, definitivamente, cancelados y se trasladan, tal como ha sucedido con otras fiestas, a su edición de 2021. El sentimiento mayoritario es que no hay ningún indicativo que aconseje su celebración en julio, tal como estaba previsto.

Quedan anulados los festejos que quedaban por celebrar, los monumentos no se destruirán, sino que permanecerán guardados a la espera de un plan de viabilidad que garantice la continuidad como oficio de los artistas falleros.

València ya ha tomado una decisión y es la de cancelar las Fallas de 2020. No habrá fallas en julio tal y como se propuso hace dos meses cuando se decretó el estado de alarma y se suspendieron las fiestas como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

València cancela las Fallas 2020

En una rueda de prensa ante los medios que ha comenzado a las 18:OO de la tarde Ribó ha señalado que"en estos momentos, las cosas no están como habíamos previsto, están más complicadas". " Nos hemos reunido esta mañana con delegaciones y federaciones falleras, el gremio fallero y representantes de las Fallas. Ha sido un encuentro intenso y lleno de emociones, pero hemos llegado a una propuesta de acuerdo que se tendrá que ratificar. Hemos llegado a la conclusión, consensuada, de que es preferible hacer todas las celebraciones falleras en 2021, el año que viene.

El alcalde de València ha matizado que se ha hecho "lo posible y lo imposible para encontrar alternativas, pero está era la mejor opción. La salud es lo primero y hablamos de una pandemia que se ha llevado a mucha gente y que, aunque está bajo mínimos en la Comunitat Valenciana, no tenemos ningún grado de seguridad".

Además ha querido aclarar que se dijo "que cualquier celebración en julio, dependería de la situación sanitaria. Ahora, está situación nos recuerda que no podemos realizar ninguna celebración". Ribó ha destacado que se está trabajando en "un plan específico de apoyo a la fiesta y vamos a hacer una propuesta para que las Falleras Mayores de València de 2020 y sus cortes de honor mantengan su cargo hasta 2021".

Además ha señalado que tienen "muy en cuenta la repercusión cultural y económica de las Fallas, empezando por los artistas falleros, la hostelería, las floristerías, las pirotecnias y los músicos". Por este motivo se establecerá un plan estratégico para garantizar la viabilidad de los artistas falleros. "Hoy es un día en el que sentimos el calor y el trabajo conjunto de todo el mundo fallero, del que estamos muy orgulloso", ha finalizado el alcalde que ha dado paso a Carlos Galiana.

El concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana ha comenzado su intervención dando un mensaje de apoyo "a las fiestas de la Magdalena de Castelló y las Hogueras de Alicante. Me hubiera gustado dirigirme a ustedes de otra forma. Pero esta pandemia nos obliga a tomar decisiones."

"Hace dos meses, cuando se pospusieron las Fallas 2020, conseguimos en menos de 24h obtener una fecha y una financiación para la fiesta. Hoy, después de días consultando los servicios sanitarios, sabemos que es imposible conocer cómo va a ser la desescalada y la nueva normalidad. Hace unos días, pensábamos que estaríamos en la Fase 1 y no lo estamos, con lo que los números no salen", ha señalado.

Galiana ha anunciado que se suspende "la Gran Fira Valencia y de todas sus actividades. Propondremos a la Asamblea de Presidentes, que Consuelo y Carla mantengan su cargo en el curso 2021-21 y animo al resto de comisiones falleras a hacer lo mismo. Estemos convencidos que el corazón no puede estar separado de esta fiesta, que es puro sentimiento".

"Por último, quiero lanzar un mensaje de ilusión. Los falleros y falleras estamos hechos de un material incombustible. Renaceremos de nuestras cenizas", ha finalizado.

Puig: "Es un indulto general que nadie hubiera deseado"

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado este miércoles que la suspensión definitiva de las Fallas 2020 es "una medida histórica", un "indulto general que nadie hubiera deseado", y ha instado a pensar "ya" en 2021.

"La suspensión definitiva de las Fallas 2020, acordada por València, es una medida histórica que nos duele a centenares de miles de personas. Tanto trabajo, tanta ilusión... un indulto general que nadie hubiera deseado. Pensemos ya en 2021, quedan 310 días para la Cremà", ha escrito en sus redes sociales junto a una fotografía de un monumento en llamas.

Suspensión de otras fiestas

Ayer martes se produjo un giro en lo que respecta a la celebración de las grandes fiestas populares de la Comuntat Valenciana. En cuestión de una hora, tanto Alicante como Castelló cancelaron sus respectivas fiestas, las Hogueras y la Magdalena de 2020, algo que ponía en un compromiso la celebración de las fiestas josefínas valencianas de este año. A lo largo de tarde de ayer, las grandes juntas locales de fallas como Burriana , Gandia y Torrent también tomaban la decisión de suspender sus fallas de este año. A día de hoy, muchas localidades valencianas han pospuesto sus fallas para después del verano y otras todavía no tienen fecha.

Unas fallas en julio

El pasado 10 de marzo se tomaba la decisión del aplazamiento de las Fallas 2020 a julio de este mismo año cuando la pandemia del coronavirus diera un respiro y se levantará el estado de alarma. Mucho ha pasado desde entonces. En aquella comperecencia en El Palau, el presidente de la Genelitat, Ximo Puig, acompañado por parte del Consell señaló que lo "más conveniente" era aplazar las fiestas. Fue una decisión tomada acorde con los informes de Sanidad que desaconsejaban la celebración de las fiestas. Hoy, dos meses después, se toma la decision de anularlas hasta el próximo año.

Aplazadas las Fallas 2020 por el alto riesgo de contagio del coronavirus

Hogueras y Madgalena, canceladas

Las Hogueras de Alicante también se aplazaron y en un primer momento se tomó la decisión de aplazarlas a septiembre, sin embargo en la reunión mantenida ayer entre el ayuntamiento y los agentes de la fiesta se llegó a la consclusión que lo mejor era suspenderla. A lo largo de la tarde, Castelló, que optó por celebrar las fiestas en octubre, tomó la misma decisión de anular sus fiestas y emplazar la celebración a 2021.