Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La JCF prepara unas cuentas contando con unas Fallas "normales"

El presupuesto baja un 10 por ciento y las cuentas prevén los eventos tradicionales, pero el gasto se trataría de trasvasar si hay cancelaciones

La Junta Central Fallera, de momento, prevé celebrar la Exposición del Ninot.  | EDUARDO RIPOLL

La Junta Central Fallera, de momento, prevé celebrar la Exposición del Ninot. | EDUARDO RIPOLL

Los presupuestos de la Junta Central Fallera para 2021 serán tan sólo ligeramente inferiores a los de 2020 y están planteados como si fuera a haber Fallas normales. A partir de ahí, tanto los ingresos como los gastos son susceptibles de cambiar. Lo harán, porque las previsiones aventuran, como mínimo en el primer tercio de año, unas fiestas diferentes, que en nada se parecerán sus gastos e ingresos a lo habitual.

Son, pues, unos presupuestos «a ciegas», pero que han obtenido un cierto visto bueno: ha votado a favor el equipo de gobierno y se ha abstenido toda la oposición. Que es una forma de darlos por buenos. Dadas las circunstancias actuales, las cuentas previstas y las reales pueden variar sustancialmente.

El presupuesto total es de 2,3 millones de euros (2.299.100 concretamente). Esto es un diez por ciento menos que el pasado año, que llegaron a los 2,5 millones. Hay partidas de ingresos reducidas. La aportación municipal, que es de lo que se nutre principalmente las cuentas del organismo municipal, se reduce, pero sólo un 5 por ciento y las otras dos grandes partidas se recortan a la mitad: se prevén tan sólo 40.000 euros de entradas de la Exposición del Ninot y 90.000 de patrocinadores. Pero es que las circunstancias pueden reducir mucho más esas cantidades. O aumentarse si la coyuntura pasara a ser favorable.

Los gastos también están pensados sobre la base de celebrar los actos del año, pero el concejal Carlos Galiana ya advirtió en la reunión que las partidas van a ser muy porosas y que todo aquello que no se gaste por un evento cancelado se trataría de «recolocar» en otras cosas que sí que se pudieran realizar. Y es que hay que recordar, en ese sentido, que la Junta Central Fallera no puede «ahorrar»: todo aquello que no gaste lo tiene que devolver al ayuntamiento. Hace dos semanas ya aprobó la devolución de 60.000 euros de 2019 y las cuentas de 2020, con numerosos actos no realizados, van a dejar presumiblemente mucho presupuesto por realizar. Sirva el ejemplo de los gastos del concurso de teatro, que van a ser mucho menores por la reducción de participantes, o la cancelación de grandes gastos como la elección de la corte en la Fonteta. Por contra, el ayuntamiento ha desembolsado a las fallas cantidades mucho mayores en otros conceptos, como la subvención adicional aprobada nada más cancelarse las fiestas (el famoso 37,5 por ciento), pero que no sale de las arcas de la Junta Central Fallera, sino del ayuntamiento.

Convocada la Exposición del Ninot

Otro ejemplo de que se trabaja sobre la totalidad de eventos a estas alturas es que ya está en proceso de licitación la Exposición del Ninot, para la que se destinan 123.000 euros en materia de recursos humanos. O los servicios de flores, que salen por casi 88.000 euros de salida o los servicios de catering y comidas, que cuentan con la totalidad de actos tradicionales y que se ha sacado por 126.000. Todos estos son gastos que, llegado el momento, pueden materializarse o no, en su totalidad en parte, según evolucione la pandemia.

La lectura del concejal Carlos Galiana era lógicamente positivista. «Aborda con la máxima cautela el próximo ejercicio. Este presupuesto es una demostración de que se reafirma el compromiso del ayuntamiento con las Fallas».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats