Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Restaurantes, bares y locales de ocio ingresan un 21% menos de lo esperado estas Fallas

El balance de la hostelería asegura que los pubs han sido los menos perjudicados por la lluvia

Una terraza de un local en València estas fallas

 La hostelería y el ocio de la ciudad de Valencia han facturado un 21,9% menos de lo que preveían para la semana fallera y las expectativas se quedan, como consecuencia del mal tiempo, la lluvia y el frío que ha marcado las fiestas josefinas, por debajo de las que tenían hace apenas dos semanas, según datos recopilados por la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia entre diferentes bares, restaurantes, discotecas y pubs de diversas zonas de la ciudad. Los hosteleros esperaban que estas Fallas fueran el inicio de la vuelta a la normalidad tras dos años de pandemia, sin embargo, la climatología adversa ha dado al traste con sus previsiones.

La lluvia ha afectado a la actividad del sector, aunque lo ha hecho de diferente manera según el tipo de establecimiento, ya que los locales de ocio se han visto menos afectados ante la cancelación de muchas verbenas y discomóviles y una "Nit de la Cremà" que ha coincidido en fin de semana y la fiesta ha podido alargarse más durante la noche y con mayor público turista.

De hecho, el balance de Fallas 2022 recoge datos por tipo de establecimiento. Así, las discotecas y los pubs han facturado un 4,8% menos sobre las expectativas iniciales. Por otra parte, los restaurantes han capeado mejor el temporal que los bares, ya que el consumo en interior ha sido mayor y el tiempo de estancia y el ticket medio suele ser mayor también. La facturación en los bares durante la semana fallera ha sido un 33,3% menor de la prevista y la de los restaurantes un 24,2%.

Comparativo Fallas 2019

Con respecto a Fallas de 2019, las pymes hablan de un 26,8% menos de facturación. Concretamente, bares y restaurantes la cifran en un 23,9% menos y pubs y discotecas en un 9,5% menos.

Para la Coordinadora de Hostelería de estos datos reafirman que el consumo en la calle es el predominante durante las fiestas falleras, y en este sentido, el consumo en terrazas se ha visto perjudicado por las lluvias, al igual que el de los puestos de venta en la calle.

Compartir el artículo

stats