Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política

La oposición de Dénia fuerza que el pleno suspenda licencias en todos los edificios históricos

El PP, que gobierna en minoría, denuncia que ahora los propietarios no podrán ni pintar sus fachadas - El nuevo PGOU paralizará la construcción en les Marines

El equipo de gobierno de Dénia (PP) vive un calvario en cada pleno desde que está en minoría. Sus propuestas se van al limbo y le toca tragarse las de la oposición (PSPV, Centre Unificat y Compromís), que ayer hizo valer su mayoría para aprobar dos comisión de investigación, una de posibles irregularidades urbanísticas y otra para aclarar por qué el antiguo Bar Mediterráneo, que estaba protegido en el catálogo de 2004, quedó reducido a escombros. Además, la oposición tumbó la moción del concejal de Urbanismo, Vicente Chelet, para suspender licencias en los 248 edificios históricos que han quedado descatalogados. Y sacó adelante una propuesta propia para, igualmente, suspender licencias pero en todos los inmuebles (una pila) que figuraban en el catálogo de 2004.

Los tres grupos no quieren que se toque una piedra hasta que el Consell dé vigencia al antiguo inventario, que, como se ha sabido ahora, quedó anulado cuando en septiembre de 2012 el Tribunal Supremo revocó el Plan Transitorio.

El edil de Urbanismo acusó a la oposición de pretender paralizar Dénia. Dijo que ahora los propietarios de los inmuebles de la suspensión de licencias (todo el centro histórico y el barrio de Baix la Mar) «ni siquiera pondrán pintar sus fachadas». Pero el portavoz del PSPV, Vicent Grimalt, apuntó que la pelota está en el tejado de la Generalitat. Si se afana en aprobar el catálogo de bienes protegidos, ya no habrá que temer que el patrimonio arquitectónico de la ciudad corra la misma suerte que el Bar Mediterráneo.

El gobierno local tampoco logró sacar adelante la declaración de Dénia como municipio de alto riesgo de inundación. El PP advirtió de que el revisado Patricova concluye que todo el litoral de les Marines es inundable, y planteó salvar de las restricciones actividades turísticas como los campings. Pero la oposición votó en contra. El edil de Urbanismo se alegró porque esto, según dijo, supone paralizar la construcción en les Marines (dijo que el nuevo PGOU va en esa línea). Sin embargo, también alertó de que ahora las inversiones turísticas volarán a otros pueblos.

Compartir el artículo

stats