16 de julio de 2020
16.07.2020
Levante-emv

Descubren dentro de las bóvedas de la iglesia gótica de Xàbia jarras medievales

Las obras de restauración del templo sacan a la luz los recipientes, datados en el siglo XIV o XV y fabricados en Paterna

16.07.2020 | 15:36
Descubren dentro de las bóvedas de la iglesia gótica de Xàbia jarras medievales

Las obras de rehabilitación de la iglesia de Sant Bertomeu en Xàbia avanzan y en los últimos días las catas arqueológicas han sacado a la luz un interesante hallazgo ligado a las técnicas de la arquitectura gótica.

Se trata de un conjunto de grandes jarras datadas entre el siglo XIV y XV y que fueron utilizadas para rellenar el hueco entre la bóveda del ábside –la zona más antigua de la iglesia-fortaleza- y la cubierta. Este recurso era habitual en la época medieval puesto que suponía un relleno aligerado que evitaba pesos muertos sobre las estructuras y en Xàbia se utilizó en las primeras fases de construcción de la iglesia, previas a las dirigidas por el "mestre pedrapiquer" Domingo Urteaga.

Según ha explicado el arqueólogo municipal, Ximo Bolufer, son jarras reutilizadas –probablemente fabricadas en Paterna- que en su origen sirvieron para almacenar aceite, vino u otros productos. Además de los ejemplares completos también hay fragmentos de otras cerámicas (tinajas y cántaros), entre los que se ha encontrado uno especialmente interesante ya que tiene un grafiti muy detallado que representa una embarcación medieval, una típica "nao" como las que surcaban los mares entre los siglos XIV y XV.

El alcalde, José Chulvi, se ha sumado hoy a una de las inspecciones periódicas que realiza la dirección general de Patrimonio a esta obra singular y que afecta a un monumento declarado BIC desde 1931.

El munícipe ha podido conocer el alcance de los trabajos que dirige el arquitecto Salvador Vila y ejecuta la empresa especializada Estudio Métodos de la Restauración (EMR), un proyecto de urgencia que servirá para sanear las grietas de la cubierta del templo y reparar las humedades y gotera.

El grueso del trabajo, en el que también participa la empresa local Germans Cholbi Construcciones y los especialistas en arqueología de ARPA, está ahora en la zona conocida como "els muntons", la terraza con las elevaciones que provocan las bóvedas y las mejoras ya son evidentes en otros puntos como el campanario o la escalera de caracol por la que se accede.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook