Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El estudio encargado por Sagunt ve viable salvar 180 metros del Pantalán

El informe de SEG Ingeniería ve posible rehabilitar sus seis primeros vanos con una inversión de 3,5 millones de euros, pero descarta poder mantener al completo los 1,2 kilómetros de esta estructura

El estudio encargado por Sagunt ve viable salvar 180 metros del Pantalán | DANIEL TORTAJADA

El estudio encargado por Sagunt ve viable salvar 180 metros del Pantalán | DANIEL TORTAJADA

La Ingeniería Sondeos, Estructuras y Geotecnia (SEG) entregó ayer al Ayuntamiento de Sagunt el estudio encargado para determinar si el estado del Pantalán del Port es tan ruinoso como había adelantado su propietaria, la Autoridad Portuaria de València (APV), al anunciar sus planes de derribo.

Este informe de sostenibilidad concluye que «la estructura que podría ser viable desde el punto de vista de la rehabilitación son los seis primeros vanos de tablero en zona marítima (180 metros)». Cabe recordar que el Pantalán contaba, antes del derrumbe de dos tramos como consecuencia de su nulo mantenimiento y de sendas borrascas, con cerca de 1.200 metros de pasarela sobre el mar, a los que se unen los 360 metros en tierra.

El estudio, que ha supuesto para las arcas municipales un desembolso de casi 17.000 euros, identifica una decena de daños severos en el antiguo embarcadero de minerales, un nivel que engloba los desperfectos «de mayor gravedad, con riesgo inminente para la seguridad estructural».

En este caso se encuentran el primer, decimonoveno y vigésimo vanos que colapsaron; otros dos por «la rotura de alas en las vigas de borde y la pérdida del recubrimiento tanto en vigas como en los elementos de atado transversal»; así como cinco pilotes metálicos por su «estado de corrosión avanzada, con pérdidas de sección totales y encepado con armado visto de forma localizada».

Pese a este estado, SEG Ingeniería no considera este factor determinante para descartar la rehabilitación de todo el Pantalán, sino que señala como responsable al oleaje. Y es que, después de un pormenorizado estudio sobre este aspecto, concluye que toda la estructura que se eleva sobre una profundidad superior a los 7 metros, es decir, desde el séptimo vano, es susceptible de sufrir «cada dos o tres años» un temporal con olas que superen la altura del tablero , lo que haría necesario «reparaciones y reposición de elementos de forma periódica y de carácter imprevisible».

Menor efecto de los temporales

Así, según insiste este estudio, «disponer un pantalán con una longitud inferior y en una zona de aguas someras, garantiza una menor influencia de los temporales y sus efectos adversos, así como una estrategia eficiente en cuanto a futuros sucesos de posible evolución desfavorable».

Más allá de los efectos de este oleaje sobre la plataforma, este informe también precisa que «es poco probable que la acción del viento pueda movilizar los tableros» y, más significativo, «no es esperable el fallo o colapso de los pilotes debido al oleaje».

Y aquí es donde empiezan las discrepancias con el último informe encargado por la APV, que aconsejaba la demolición de todo el Pantalán para la posterior construcción de una nueva pasarela. SEG señala que ese estudio de Fhecor «no entra a valorar los posibles esfuerzos y acciones que han originado los daños». Además, «no actualiza la serie temporal de alturas de ola» y valora la viabilidad estructural a partir de la altura de ola significante, cuando «el parámetro más importante es la altura de ola máxima»

La ingeniería también critica que «no se ha realizado un análisis de la estructura desde el punto de vista marítimo, que es necesario para estudiar la viabilidad del pantalán con una justificación razonada y evaluable», aunque la principal discrepancia se centra en los efectos de la borrasca Gloria, que el último informe de la APV señalaba como gran responsable de un acelerón en el deterioro del Pantalán.

SEG, sin embargo, concluye que «no hubo una evolución en el nivel de degradación del pantalán, sino que el temporal dejó a la vista daños no observados durante los trabajos de inspección realizados por Fhecor -previos a Gloria- pero que ya estaban presentes antes del suceso», ya que «el nivel de daños es similar».

La consultora contratada por el Ayuntamiento de Sagunt precisa que «obviamente», la rehabilitación de los primeros 180 metros del Pantalán requieren de la ejecución de «las tareas de refuerzo y restitución completa de las características del pantalán a su estado original», unas actuaciones cuyo coste estima en 3,5 millones de euros. Este estudio también precisa que las labores de mantenimiento de este tramo apenas supondrían 11.300 euros anuales.

En una última nota, el informe señala que «en caso de requerir un pantalán de mayor envergadura se deberá optar por la demolición y la ejecución de uno nuevo, ya que no consideramos técnica, marítima ni económicamente viable la rehabilitación fuera de la zona segura indicada».

Compartir el artículo

stats