Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagunt multará con 200 euros a quien circule en patinete sin casco

El tripartito lleva a pleno la regulación de los vehículos de movilidad personal (VMP) dentro de la ordenanza de circulación

Una conductora de patinete eléctrico en València. | FRANCISCO CALABUIG

La creciente presencia de patinetes eléctricos en las calles de Sagunt convenció hace ya unos meses al ayuntamiento sobre la necesidad de regular su uso. Era noviembre del pasado año cuando se abrió el trámite de consulta previa y hoy es cuando el tripartito presenta su propuesta al pleno para que la ordenanza de tráfico contemple la circulación por las vías urbanas de estos vehículos de movilidad personal (VMP).

Desde el inicio de la tramitación, el departamento municipal de Tráfico puso el foco en los tres aspectos que se deberían atender con el objetivo de «reducir al mínimo, con carácter preventivo, la siniestralidad asociada» a la presencia de patinetes, que «se prevé aumente de forma proporcional a su uso». El casco, la edad mínima de circulación y las vías por las que pueden transitar estos VMP son las tres cuestiones fundamentales que se recogen en la normativa, a las que se acompaña la tipificación y graduación del régimen sancionador.

Estas multas oscilarán entre los 60 euros para las infracciones leves, cuando, por ejemplo, se circule de noche o en situaciones de visibilidad reducida por las inclemencias meteorológicas sin iluminación delantera y trasera en los patinetes ni elementos reflectantes en el conductor, y los 200 euros en los casos graves, como la circulación sin casco homologado, por lugares prohibidos o con menores de 15 años a los mandos.

Otras prohibiciones que también serán penalizadas son conducir con auriculares u otros dispositivos que disminuyan la atención; utilizar el teléfono móvil; circular bajo los efectos del alcohol o las drogas; así como ocupar los VMP con más de una persona.

Timbre, frenos y seguro

Esta modificación de la ordenanza también sirve para precisar las características de estos vehículos que «están dotados de una o más ruedas con una única plaza y sin asiento, salvo los autoequilibrados, y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que proporcionen una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora». Además, los patinetes deben estar homologados conforme a la normativa europea, con timbre y elementos de frenado, y se recomienda disponer de un seguro de responsabilidad civil en caso de accidente.

Un capítulo importante de esta regulación se refiere a los lugares por los que pueden transitar estos VMP, que no lo podrán hacer por aceras ni zonas peatonales y sí por las vías que «tengan la velocidad limitada hasta los 30 kilómetros por hora, ciclocalles, calles peatonales con acceso restringido a 10 kilómetros por hora, carriles bici segregados o marcados en la acera a un máximo de 10 kilómetros por hora o itinerarios expresamente señalizados en paseos y parques públicos».

La normativa también explicita que los conductores de patinetes eléctricos a quienes se les acabe la vía habilitada y pasen a un zona prohibida para los VMP deberán «bajarse, arrastrar el vehículo y seguir a pie, pasando a tener la consideración de peatones».

Las sanciones de tráfico rozan la media de 2.400 € al día

A pocas horas de cerrar el segundo trimestre del año, el Ayuntamiento de Sagunt ya dio cuenta al pleno de los datos de la liquidación de los primeros tres meses, cuando el tripartito todavía funcionó con la prórroga de las cuentas de 2021. Según estos números, uno de los ingresos con tendencia a superar las previsiones fueron las multas por la ordenanza de circulación. En este apartado, el presupuesto de 2022 contempla 710.000 euros y entre enero y marzo ya se superaron los 212.000, casi un 30 % de la estimación para todo el año. Estos niveles de ingresos rozan una media diaria de 2.400 euros, lo que supone una proyección para todo el ejercicio de 869.000 euros.

Compartir el artículo

stats