Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco fotógrafos y una despedida

una despedida |

Más de 300.000 personas acudieron a la avenida 14 de abril (actualmente Diagonal) de Barcelona, el 28 de octubre de hace 82 años, al homenaje de despedida de los voluntarios de las Brigadas Internacionales que habían llegado de diferentes países a defender la democracia y que atendiendo a un atendiendo a los deseos de la Sociedad de Naciones y del Comité de No Intervención, el gobierno de la República había decidido desmovilizar. A pesar de la retirada de estas fuerzas el ejército franquista siguió contando con la aportación militar de Alemania e Italia

Se calcula que unos 50.000 extranjeros de más de 50 países lucharon en las filas del ejército republicano encuadrados en los batallones que formaban las Brigadas Internacionales, la propaganda franquista aumentó esta aportación a 100.000 combatientes. Los más conocidos fueron la brigada Talemann, Abraham Lincoln, Garibaldi, Rakosy, Henry Barbusse, el Batallón Mackenzie-Papineau (los Mac-Paps). También hubo un pequeño grupo de pilotos estadounidenses que formaron el Escuadrón Yankee, liderado por Bert Acosta. Las cinco brigadas numeradas de la XI a la XV. La XI, mandada por el general soviético Kléber, y la XII, mandada por el escritor húngaro Máté Zalka «Lukács».

Toda la avenida del 14 de abril estaba llena de banderas y de pancartas con inscripciones alusivas a los brigadistas caídos: Beirnlor, Luckas, Nannetti... En la Plaza de los Hermanos Badía, y dando frente a la Avenida de Pedralbes, había un sencillo motivo decorativo, una gran pancarta alegórica, y alrededor de ésta, distintas inscripciones, aportadas por los cuerpos o institutos armados. Varias escuadrillas de aviones que se cruzaban en el cielo arrojaban octavillas que decían: «Salud, hermanos de las brigadas internacionales».

A las 16:30 llegaba la tribuna presidencial el doctor Juan Negrín, presidente del Consejo de ministros acompañado del general Rojo, en un coche descapotable, y tras ellos también en otro coche descapotable el presidente de la República, Manuel Azaña seguido del general Riquelme, comandante militar de Barcelona que asumía el mando de las fuerzas.

Allí frente a la tribuna presidencial se encontraban los fotógrafos de los distintos periódicos de Barcelona, así como los corresponsales de guerra extranjeros, que con el pasar de los años se convirtieron en protagonistas de esta despedida. Así en mayo de del 2012 se hizo pública el resultado de una investigación realizada por Joaquín D. Gasca, fotoeditor y comisario de la exposición «Centelles in edit ¡oh!», sobre el fondo de Agustí Centelles que concluyó con el hallazgo de dos fotografías tomadas en 1938 durante la despedida en Barcelona de las Brigadas Internacionales, en las que aparece con su cámara el fotógrafo Robert Capa al paso de los coches de Juan Negrín y Manuel Azaña. Para Joaquín Gasca la importancia de estas fotografías es que documentan por primera vez un tercer encuentro entre Capa y Centelles. Éstas fotografías, que no habían sido publicadas nunca hasta que Gasca las localizó, tienen su importancia ya que muestran a Robert Capa manejando una cámara Contax II con la que había trabajado en China los meses anteriores, que sustituía a la a su antigua Leica. El hallazgo se produjo tras revisar Gasca en el centro de memoria histórica de Salamanca las fotografías nunca publicadas de Centelles. La conservadora del International Center oh Photographi (ICP) de Nueva York Cynthia Young, no tenía constancia de esas fotografías.

No ser al único fotógrafo que capte sin pretenderlo la figura de Robert Capa en ese acto. La Fundación Negrín tiene un archivo fotográfico de gran valor y entre sus fondos encontró la periodista del diario ‘La Provincia’ Cira Morote una fotografía hecha por Carlos Pérez de Rozas, fotógrafo de una larga saga de Barcelona, otra fotografía en la que en la que aparece Robert Capa al paso del coche de Juan Negrín.

Una cuarta fotografía hecha por Luis Torrents, fotógrafo uruguayo afincado en Barcelona, que muestra una fotografía hecha al final del acto cuando Manuel Azaña y Juan Negrín se retiran del mismo juntos en un coche, y al otro lado del coche, Leica en alto, se encuentra David Seymour más conocido como Chim Seymour que junto con Robert Capa y Henri Cartier-Bresson serían los fundadores de la agencia Magnum. Esta foto fue encontrada por la conservadora de la fundación Negrín. Ninguna de estas dos últimas fotos era conocidas ni publicadas. Tampoco tenía conocimiento de ellas la conservadora del International Center oh Photographi (ICP) de Nueva York Cynthia Young.

Otros fotógrafos como José María Sagarra, los Hermanos Mayo y Josep Branguli también asistieron y fotografiaron la despedida de las Brigadas Internacionales. Las fotografías deberán cubrir se encuentran en el Archivo Nacional de Cataluña donde la fotografía de la llegada de Juan Negrín está descrita como «un civil y un militar en un coche oficial delante de la tribuna de un desfile de las Brigadas Internacionales» y está fechada en 1937

Sería Joaquín D. Gasca quien hizo la gestión para enviarlas al International Center oh Photographi. Y al igual que en las fotografías de Agustí Centelles, Carlos Pérez de Rozas y Luis Torrents aparecen los fundadores de Magnum, hay que pensar que las fotos de estos estarían los fotógrafos españoles. Tampoco hay que descartar que en fotografías de los de otros profesionales que estaban también cubriendo el acto salieran Robert Capa y Chim Seimour.

Mientras los brigadistas internacionales desfilaron, la aviación arrojó sobre los asistentes octavillas con un soneto de Miguel Hernández (1910-1942):

Cuando comenzaba a anochecer y los aviones que efectuaban los servicios de vigilancia no estaban ya en el cielo el desfile fue suspendido por motivos de seguridad recomendándose por los altavoces la dispersión con calma de las personas que habían asistido al mismo.

1 Robert Capa fotografía a Juan Negrín y el general Rojo en el homenaje a las brigadas internacionales en Barcelona. C. Pérez de Rozas / Fundación Juan Negrín

2 Chim Seimour fotografía la salida de Manuel Azaña y Juan Negrín tras el desfile. Branguli / Fundación Juan Negrín.

Más en Posdata

Compartir el artículo

stats