30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La caída de afiliaciones a la Seguridad Social anticipa una crisis severa en la comarca

Las empresas no han reforzado sus plantillas de cara al verano - El dato de empleados es el más bajo desde el año 2016

La estadística ya da los primeros síntomas de lo que podría convertirse en una crisis económica y laboral severa. Los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social son los más bajos desde 2016 incluso en un escenario como el actual, en el que buena parte de los trabajadores están protegidos mediante la figura de los ERTE. La pandemia tendrá unas consecuencias que todavía hoy no se vislumbran con claridad, pero asoman sigilosamente por el horizonte.

El Institut Valencià d'Estadística contabilizó a la conclusión del segundo trimestre 95.934 personas afiliadas a la Seguridad Social en la comarca. Se trata de una caída del 13,4 % con respecto a la cifra de inicios del año, 108.828. Mientras que el pasado año acabó con el mejor registro del último lustro, hay que remontarse hasta el año 2016 para encontrarse con un volumen de empleados regularizados tan bajo.

Desde luego, este año es el más difícil de comparar con el resto debido a su excepcionalidad. A nadie se le escapa que una pandemia mundial tendrá sus consecuencias. «Ahora mismo, hemos salido del confinamiento, de cara al verano y no se tiene la sensación de que vaya a ir tan mal la cosa, pero las primeras cifras ya marcan una tendencia que seguirá en los próximos meses con incrementos sucesivos del paro», apunta al respecto Raül Roselló, secretario comarcal de UGT.

La serie histórica siempre ha sido nefasta para los segundos trimestres. La comarca tiene su mayor pico de empleo en los últimos meses del año, concretamente coincidiendo con el inicio de la campaña agrícola. A medida que llega el verano, el turismo intenta maquillar las cifras pero no tiene tanto tirón. En años anteriores, el número de afiliados ha caído también, pero no tanto como ocurre en este. Sin ir más lejos, en 2019 el desplome únicamente fue del 4,8 %. El actual es del 13,4. Incluso con una buena parte de los trabajadores protegidos bien en un ERTE o bien en el periodo posterior en el que las empresas no pueden realizar despidos. Al respecto, Roselló señala que esa diferencia mayor se debe a la falta de contrataciones de cara a la época estival. Recién salidos del confinamiento y todavía con unas fuertes medidas de seguridad que abogan por el distanciamiento social, son muchas las empresas del sector servicios (bares y restaurantes u hoteles, por ejemplo) que no han contratado al personal extra como solían hacer otros veranos para atender el incremento de demanda.

La contratación se desploma

«Los trabajadores protegidos son aquellos con relaciones laborales de estabilidad. El eslabón más débil es el compuesto por aquellos con condiciones de temporalidad, que se verán más afectado en los próximos meses», expone el líder sindical, para añadir a continuación: «Las cifras de contratación han caído cerca de un 50 % cada mes desde marzo. Toda esa gente que debería haberse incorporado al mercado laboral y no lo ha hecho es un primer indicativo de que nos acercamos a un escenario de elevado riesgo».

La reactivación laboral no es total, pese a que todos los sectores económicos se han vuelto a poner en marcha. «Resulta preocupante ver los ERTE no se han descongelado del todo y que alrededor de un 40 % de los trabajadores sigue inmerso en expedientes. También que una cifra similar esté en pequeñas empresas, de menos de diez empleados», apunta Roselló.

Es este sector el que puede verse más perjudicado. Aunque para los sindicatos supone todavía una gran incógnita lo que ocurrirá a continuación, el temor viene dado por el posible escenario futuro en el que su actividad sea inviable y desemboque la destrucción definitiva de negocios y puestos de trabajo. No en balde, son muchas las familias que poco a poco empezarán a notar un deterioro en su capacidad adquisitiva y, por tanto, se reducirá el consumo.

Compartir el artículo

stats