Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mucha lluvia capaz de desbordar los ríos

La cuenca baja del Xúquer es muy proclive a episodios de torrencialidad que cada vez con más frecuentes

En la Ribera son frecuentes las precipitaciones de más de 100 mm/día, capaces de producir inundaciones locales. Los registros máximos de precipitación diaria superan los 200 mm en toda la comarca, y en sucesos extremos pueden superar los 500 mm en 12 o 24 horas. El área que registra mayor intensidad de lluvia es la cabecera del río, aguas arriba, en dirección a Millares, donde donde los episodios de precipitación diaria superior a 200 mm se repiten en periodos de solo 10 años y superan los 300 mm cada 50 años. Otra zona proclive a las lluvias intensas es Alzira y Carcaixent. La rorentación de la costa y los relieves montañosos de la Serra de les Agulles favorecen la penetración de las lluvias torrenciales hasta la barrera del mazizo del Caroig

La cuenca baja del río Júcar presenta un marco muy adecuado para la torrencialidad que favorece los desbordamientos en la llanura. Los expertos aclaran que deben coincidir diferentes elementos: por un lado, la existencia de flujos de vientos del este debidos a la coincidencia anormal de un anticiclón o una cuña anticiclónica en el norte del área y una borrasca o baja relativa al sur. A la vez, cabe añadir la formación de una gota fría en altura, a causa del estrangulamento de una profunda vaguada de la corriente en chorro, en momentos de circulación con un bajo índice zonal. Entonces se consigue una advección de viento mediterráneo, que en otoño tiene unas características de humedad y temperatura alta muy peligrosas, y también la estabilización de la columna atmosférica por el embolsamiento en altura de aire frío con circulación divergente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats