Los vecinos elegirán en una consulta popular si Alfarb acaba en «b» o «p»

El ayuntamiento convoca una votación medio año después de que el Consell aprobara el cambio toponímico con el aval documental de la AVL

El monumento de una rotonda ya no tiene la letra «b» al final del nombre del pueblo.

El monumento de una rotonda ya no tiene la letra «b» al final del nombre del pueblo. / Levante-EMV

Alfarb podría cambiar de topónimo. Otra vez. El ayuntamiento ha aprobado, en el pleno municipal, la realización de una consulta popular que sea la que decida si el nombre de la localidad acaba con la letra «b» o con la «p»

La población del Marquesat fue una de las últimas en la Ribera que valencianizó su topónimo. Durante años, se ha utilizado la denominación «Alfarp», que un informe histórico y lingüístico de la Acadèmia Valencia de la Llengua rechazó. Con el documento como aval, el Consell aprobó en mayo que el nombre oficial sería Alfarb.

Sin embargo, como ya avanzó Levante-EVM, el alcalde de la localidad, el socialista Raúl Mínguez, había tensado las relaciones con sus socios de Compromís al seguir la línea argumental del Partido Popular, que defiende que se debería realizar una consulta vecinal. La última sesión del pleno, celebrada esta semana, aprobó esta iniciativa. Los nacionalistas cuestionaron, en su momento, la legalidad de un proceso de este tipo, ya que el informe de la AVL «es preceptivo y vinculante».

«Será la ciudadanía decida si quiere que el pueblo se llame Alfarp, como toda la vida, o Alfarb, como impuso Iniciativa pel Poble con su mayoría absoluta en la legislatura pasada», ha el portavoz de los populares en Alfarb, Pedro José Esteve. «Queremos rectificar este sinsentido a través de la participación activa de los ciudadanos porque su voz no puede ser ignorada ni silenciada», ha añadido Esteve.

La batalla toponímica llega incluso al mobiliario urbano. El monumento de una rotonda de la localidad que incluía la denominación actual amaneció recientemente sin la letra «b» final.