Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigilancia en el campo

Xeresa instala cámaras para evitar robos en sus cultivos

El sistema está conectado a la Policía Local y envía periódicamente fotogramas vía wifi

Xeresa instala cámaras para evitar robos en sus cultivos

Xeresa instala cámaras para evitar robos en sus cultivos

El Ayuntamiento de Xeresa se ha tomado en serio lo de tratar de acabar con los robos que se producen en los campos y que tantos problemas económicos y materiales generan a los agricultores. Por ello, ayer entró en funcionamiento una cámara de seguridad que vigilará, ni más ni menos, que cerca de 2.000 hanegadas de campo y que está conectada directamente con la Policía Local.

El sistema entró en funcionamiento ayer y Xeresa se convierte así uno de los primeros municipios de toda la Comunitat Valenciana que lo aplica. El aparato está situado en un cruce de caminos conocido como «pot de l'autopista», un paso inferior por el que, obligatoriamente, se debe pasar para acceder a la parte oeste del término municipal xeresero. En esa zona, gran parte de los campos están en plena producción. El nuevo mecanismo, no solo graba en vídeo todo lo que ocurre en la amplia extensión de terreno que cubre desde donde se encuentra instalada sino que, periódicamente, manda fotogramas a través de la red wifi directamente a un ordenador que se encuentra en el retén de la Policía Local.

El ayuntamiento llevaba un año y medio trbajando para poder instalar la cámara de videovigilancia porque «se necesitaba el permiso tanto de la Delegación del Gobierno en Valencia como de la Agencia Española de Protección de Datos», explicaba el alcalde del municipio, Tomàs Ferrandis.

El sistema, que ha tenido un coste de 2.600 euros que han salido de las arcas municipales, dispone de la tecnología más avanzada e incluye un disco duro de alta capacidad donde se almacenan las imágenes que capta la cámara. «Cuando está casi lleno él mismo envía una señal de alerta para que se realice un volcado de las grabaciones y un formateo de la unidad.

Además, el ayuntamiento xeresero ha pensado en todo y no solo protege el término municipal sino que la instalación de la cámara incluye un sistema de seguridad propio, puesto que disponde varias alarmas que protegen tanto la cámara como el disco duro. En caso de que alguien trate de maniupular alguno de los dos elementos, el sistema envía un aviso telefónico con el que se daría aviso directo a la Policía Local. «De esa manera se daría solución a cualquier intento de sabotaje o acto vandálico», dijo Ferrandis. La cámara y el disco duro se alimentan con paneles solares instalados en el mismo poste. El alcalde explicó que si el proceso se ha demorado un año y medio es porque «no es sencillo instalar una cámara. No puedes llegar y ponerla sin más, hay que solicitar permisos y estar dado de alta en la agencia de protección de datos, algo que Xeresa hizo en su día y eso ha facilitado el trabajo».

Compartir el artículo

stats