Las decisiones judiciales deben acatarse siempre y respetarse también. Sin embargo, en virtud del derecho a la libertad de expresión, son muchos los ciudadanos que expresan su disconformidad con ciertas resoluciones. Estos días, por ejemplo, son cientos los castellonenses que se preguntan de qué depende que se decrete la libertad con cargos o la prisión provisional y es que la puesta en libertad del conductor que el pasado viernes invadió la acera y arrolló mortalmente a tres peatones ha sido acogida con sorpresa.

Cabe recordar que el Juzgado de Instrucción número 1 de Castellón, en funciones de guardia, acordó la libertad provisional -con las medidas cautelares de retirada del permiso de conducción y obligación de comparecer de forma periódica ante el juzgado- para el conductor, de 24 años, en una causa abierta por tres delitos de homicidio por imprudencia.

El juez adoptó esta decisión tras determinar que «no concurren ninguno de los fines que justifiquen la prisión provisional, como el riesgo de fuga, debido al arraigo familiar, social y laboral que tiene el investigado». Esta decisión, que siempre depende del juez, ha causado en esta ocasión estupor entre los castellonenses, puesto que en otros casos en los que había una única víctima sí se interesó la prisión, mientras que en este caso, con tres finados, queda libre.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, mostró su deseo de que la justicia actúe contra este conductor ebrio. Bernabé se pronunció en estos términos durante el acto de presentación de la nueva campaña de tráfico de la DGT, al ser preguntada por las circunstancias del accidente registrado el viernes, cuando un joven de 24 años arrolló mortalmente a tres personas, de 63, 70 y 79 años, en la Avenida de Alcora de Castelló.

Un «terrible» suceso

La delegada afirmó que se trata de un «terrible» accidente y aprovechó para trasladar sus condolencias a familiares, al pueblo y a la ciudad de Castelló. «Ahora -agregó- hay que esperar la decisión judicial para que la justicia actúe ante una situación como ésta». En este punto, preguntada por la libertad en la que se encuentra el conductor, respondió: «Es una decisión judicial en la que no podemos entrar. No obstante, cuando pase el juicio, veremos la sentencia», apostilló. «Se está acabando de terminar el atestado», añadió.

El consumo de alcohol y drogas incrementa 200 veces la probabilidad de sufrir un accidente de tráfico mortal, según los datos dados a conocer con motivo de la nueva campaña de la Dirección General de Tráfico de vigilancia y control de alcohol y otras drogas en los conductores, que seguirá hasta el 11 de diciembre.

En la campaña desarrollada en agostose efectuaron 14.404 pruebas de alcoholemia (8.956 en Valencia, 3.601 en Alicante y 1.847 en Castellón) y 142 de control de drogas (100 en Valencia, 16 en Alicante y 26 en Castellón). Del total de pruebas de alcoholemia, 200 dieron positivo (108 en Valencia, 76 en Alicante y 16 en Castellón) y de drogas, 88 dieron positivo (70 en Valencia, 11 en Alicante y 7 en Castellón).