11 de octubre de 2010
11.10.2010
40 Años
40 Años

Más de 22.500 valencianos se quedan sin plaza para estudiar en las escuelas de idiomas

Sólo un tercio de los 36.200 matriculados logra un puesto Los centros oficiales están saturados y el Consell recorta en aulas y profesores

11.10.2010 | 02:00

?
La teoría es la clara apuesta del Consell por los idiomas, pero la práctica evidencia una realidad bien diferente. Más de 8.000 alumnos de Alicante se han quedado sin plaza en la Escuela Oficial de Idiomas, tras salir a la luz que en Valencia ha pasado lo propio con cerca de 12.000 aspirantes y en Castelló, con 2.500. Y es que de los más de 36.200 valencianos que mostraron su interés por aprender un idioma, solo un tercio (14.000) podrá hacerlo. Las cifras presentadas evidencian el interés de los valencianos por estudiar idiomas y la incapacidad de la administración para proporcionarles una plaza, un espacio y un profesor que lo haga posible. Las peores expectativas se repiten año tras año. En esta ocasión, más de 22.500 alumnos se han quedado fuera.
El inglés es el idioma más extendido del planeta, la lengua materna de 340 millones personas, y el segundo idioma de otros tantos millones. Por ello, es la clase más demandada por los alumnos. El 70% de las matriculas presentadas en Alicante era para estudiar esta lengua que, paradójicamente, ha sufrido un recorte del 5% en cuanto a aulas y profesores por parte de la Conselleria de Educación. Y es que estudiar un idioma aumenta las capacidades del pensamiento, mejora la formación académica, y por ende, puede asegurar mejores oportunidades en el mercado laboral. Por ello, la crisis económica ha disparado la demanda de formación en idiomas. En Alicante las solicitudes se han incrementado un 30% de golpe. Solo en en la capital se ha pasado de 6.000 preinscritos en 2009 a 9.000 en 2010. Y en las escuelas de municipios colindantes que funcionan como aularios o extensiones ha ocurrido tres cuartas partes de lo mismo.
Por ello, profesores de l'Alacantí consideraron "inexplicable" que la Conselleria de Educación no se esté planteando la posibilidad de atender estas elevadas cifras de demanda con la construcción de un nuevo centro para la comarca.

La demanda quintuplica la oferta
En Valencia -donde la demanda de este año quintuplicaba la oferta existente- la previsión de una nueva escuela oficial se materializa con un cartel en un solar que reza: "Açí la teua nova escola oficial". Durante diez años la previsión se ha quedado precisamente en eso, en previsión, ya que el Consell no ha movido ni una piedra en este solar de Quatre Carreres, junto a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, desde que colocara el cartel hace tres años.
El conseller Alejandro Font de Mora anunció que el edificio -que dará cobertura a 10.500 alumnos- estaría listo el año pasado. Tras conocerse la saturación de la Escuela de Idiomas, Font de Mora alegó que el Ayuntamiento de Valencia aún no había ultimado la cesión del suelo y la licencia de obras. Días después, la alcaldesa Rita Barberá le volvió a pasar la pelota al conseller y aseguró que los deberes municipales están hechos. Para los socialistas no hay duda. El problema es la falta de financiación de la Generalitat Valenciana.
En Castelló la situación es similar. El Consell ha reducido el presupuesto de gastos ordinarios de la escuela de idiomas en 10.000 euros y ha suprimido 14 grupos, cinco de ellos de inglés, el idioma más demandado donde 2.000 personas se han quedado sin plaza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook