Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Si cierran las terrazas de Pinedo vendremos aquí con pancartas"

Los clientes apoyan a los restaurantes para que no se produzca el cierre el día 9 - Los restauradores dicen que el próximo lunes tiene que estar todo desmontado porque el día 10 ya podrían ser multados

"Si cierran las terrazas de Pinedo vendremos aquí con pancartas"

"Si cierran las terrazas de Pinedo vendremos aquí con pancartas"

Juan Fernández y su pareja toman una cerveza en la refrescante sombra de la terraza del restaurante El Velero de Pinedo, ubicado en primera línea de playa. Lo hacen con una suave brisa sobre sus rostros y con el relax que esta situación comporta, ajenos, hasta que Levante-EMV les informa de ello, de que podría ser la última vez que puedan disfrutar de ello este año. Sí, porque como ya anunció este periódico, el próximo lunes, día 9 de septiembre los seis restaurantes de Pinedo y los dos del Saler cuyo espacio exterior está dentro de la demarcación de Costas tendrán que retirar estas terrazas, precisamente, para poder empezar a negociar la nueva concesión.

Esta situación, además de comportar graves consecuencias para los hosteleros y para sus trabajadores, pues, como indicaban ayer algunos de los gerentes, unas 80 personas se podrían ir al paro entre todos los locales, afecta también a los clientes. Gran parte de ellos no entienden esta medida y no son pocos los que ya han mostrado su predisposición para recoger firmas y evitar este cierre, incluso algunos, como Pedro García, van más allá: «Estamos de acuerdo en que se deben proteger las costas y las playas, todos debemos poner de nuestra parte, pero no creo que estas terrazas sean algo que esté agrediendo al mar ni nada ni que se esté contaminando, hay otras cosas que sí contaminan mucho más como el puerto que está ahí al lado, con todos sus residuos, que sí quieren ampliar. Son actitudes hipócritas». A lo que añade que estaría dispuesto a firmar: «Yo firmaría claro que sí. Es más, si cierran las terrazas vendremos aquí con pancartas y todo si hace falta».

A día de hoy, el desmantelamiento de todas las estructuras exteriores parece un hecho. La gerente de El Velero así lo confirma: «El día 9 las vamos a quitar. Nos han dicho que ese día tienen que estar desmontadas porque a partir del día 10 pueden denunciar».

Ella reconoce que ya les avisaron en mayo, pero que luego les dejaron hasta septiembre, pero agrega que «no entendemos por qué las quieren desmontar, es una cosa que no molesta y que la gente lo disfruta, además, se van a perder muchos puestos de trabajo». En su restaurante, augura que serán al menos seis las personas que se irían al paro.

Preguntada por esta orden, que llega desde Madrid, critica que «ellos no están aquí y son decisiones que se deberían de tomar de otra forma». Y recuerda que «hace un tiempo se pidieron informes al ayuntamiento y a otros organismos y todos fueron favorables». También explica que estas terrazas están a una altura superior al paseo, «ya se hicieron así para que no molestaran» y añade que «al quitarlas se generará ahí un espacio vacío que no se puede aprovechar para nada».

Los clientes también piden más comprensión y se refieren directamente a los que hayan tomado esta decisión. De este modo, Juan Fernández, vecino de Castellar, dice: «Le diría al técnico que haya determinado esto que venga unos días en verano a ver cómo funciona la ciudad con el turismo y terrazas como estas, tal vez luego pensaría de otra forma, el problema es que no lo ven».

Mientras que Montserrat Garay, natural de Cádiz, pero afincada en València, piensa que «todo es pura especulación, quitar las terrazas y luego volverlas a poner no lleva a ningún lado. Pediría que se negocie de otra forma y que vean los pros y los contras. Además, si hay que quitarlas finalmente que sea más adelante y no en la temporada estival». Poco a poco llega la hora de comer y las terrazas empiezan a llenarse otro domingo más, tal vez el penúltimo...

Compartir el artículo

stats