15 de octubre de 2019
15.10.2019
Urbanismo

La Plaza del Ayuntamiento de València será peatonal el 20 de marzo de 2020

Ribó presenta la actuación de urbanismo táctico que costará 150.000 euros - El consistorio no esperará al inicio de las obras de remodelación de la plaza de la Reina

15.10.2019 | 13:05

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del concejal de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi, y la concejala de Participación, Elisa Valía –y desde la zona de prensa por el vicealcalde, Sergi Campillo–, ha anunciado que el 20 de marzo de 2020 la plaza del Ayuntamiento se peatonalizará para siempre, con una actuación de urbanismo táctico (báculos, jardineras, bolardos y pintura) que saldrá a licitación por 150.000 euros.

El Govern del Rialto pisa el acelerador para cumplir «un compromiso adquirido con la ciudadanía», según ha explicado Elisa Valía, y convertirá 12.000 metros cuadrados de la actual plaza en peatonales, mientras que el cierre al tránsito de la calle de la Sangre o parte de Correos, ampliará el uso para viandantes a 21.000 m?2; en total. Se trata de un anuncio "histórico", ha insistido Giuseppe Grezzi, en un momento complicado para el ejecutivo local tras conocerse el fraude de la EMT. Sin duda, se trata del proyecto estrella del equipo de gobierno para este mandato.

Compromís y PSPV no van a esperar ni siquiera al inicio de las obras de la plaza de la Reina, ya que según ha explicado Grezzi este mes espera poder sacar a licitación el proyecto de remodelación de esta otra emblemática plaza. Así pues, es probable que después de Fallas todavía no estén resueltos todos los flecos para que en la Reina comiencen a trabajar las máquinas. Por ello se opta, sin más dilación, a peatonalizar la plaza del Ayuntamiento.

El concejal de Mobilitat Sostenible ha explicado que solo una línea de autobuses, la nueva lanzadera denominada C1, cruzará transversalmente la plaza del Ayuntamiento, aunque el vial que da continuidad a Periodista Azzati hacia Roger de Laura permitirá el paso de tráfico privado y otras líneas de autobuses. La nueva C1 conectará el intercambiador de la Porta de la Mar/Tetuán con el nuevo intercambiador que se va a construir en la calle Xàtiva, con una frecuencia exprés de 4-5 minutos.

Joan Ribó ha detallado que esta conversión "se iniciará con un proceso blando de peatonalización" y que la transformación total culminará más adelante cuando se elabore y ejecute el proyecto definitivo, no antes de 2022, según ha estimado su compañera Elisa Valía. La peatonalización de este enclave atiende al acuerdo del Gobierno del Rialto --que integran Compromís y PSPV--, en concreto al punto 18 que habla de la reorganización de plazas como la de Brujas, Reina, San Agustín o del Ayuntamiento. El objetivo es "ganar espacio público para las personas".

Ribó ha recordado que mientras en ciudades como Madrid, donde gobierna el PP, "van como los cangrejos hacia atrás, nosotros vamos hacia delante pare renaturalizar la ciudad".

Por su parte, Grezzi considera que por lo emblemático del espacio, "nos exige una peatonalizción con todo cuidado de detalles". "Ha estado secuestrada por los vehículos motorizados", ha dicho el edil de Compromís, que ahora anuncia que se recupera para los viandantes "de manera permanente y continuada" tras los ensayos realizados cada domingo de final de mes.

Gonzalo Fayos, responsable de la empresa La Paisatgeria, ha explicado que se creará una "supermanzana de 21.000 m2 peatonales", ya que por la calle de la Sangre y parte de Correos ya no pasará el tráfico. También ha señalado que habrá "ocho nodos o puntos de acceso a la plaza, como puertas en las que se advertirá el nuevo espacio peatonal".

Fayos también ha avanzado que se usará pintura "para señalizar y caracterizar espacios" y se planteará "algún elemento desmontable en los meses de calor" para ofrecer sombra. "Otro tema interesante es introducir el nombre de la ciudad para que la gente se pueda fotografiar, como photocall, con un mensaje añadido, como Vitoria Gasteiz o el 'I Am Amsterdam'", ha detallado.

La plaza contará con unos delimitadores, como unos báculos con banderolas en las puertas de acceso, jardineras de diferentes medidas para arbolado y bolardos. Todos con el escudo de la ciudad grabado y de color verde, para reforzar el carácter de espacio renaturalizado.

Por su parte, la edil Elisa Valía ha señalado que es un proyecto muy importante y compromiso con la ciudadanía "que ya estamos cumpliendo". "Es una peatonalización y ya está, ni blanda ni dura. El proceso de participación va a permitir recoger opiniones sobre lo qué queremos en la plaza, que ya se recogerán en esta primera fase", ha anunciado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook