21 de noviembre de 2019
21.11.2019
Medida

El ayuntamiento congela la zona azul y multiplica las plazas naranja y residenciales

Los actuales 5.439 estacionamientos de la ORA aumentarán en 5.000 más en ocho barrios durante los próximos cinco años

20.11.2019 | 21:19
La zona naranja seguirá expandiéndose por los barrios de València.

El Ayuntamiento de València aprobará en la Junta de Gobierno del próximo viernes la licitación del nuevo contrato del estacionamiento regulado, conocido como ORA. El nuevo pliego de condiciones establece una duración máxima de cinco años (el actual es era de ocho años y estaba prorrogado) y un valor total de 34.024.891,80 de euros (IVA incluido) , según explicó ayer el concejal de Mobilitat Sostenible, Giuseppe Grezzi.

La principal novedad del contrato que se licitará en breve es que las actuales 5.439 plazas de la ORA se podrán ampliar en otros 5.000 estacionamientos regulados, pero tan solo para zonas naranja (aparcamiento mixto residentes/libre) y verde (solo residentes), aunque para ello la empresa adjudicataria deberá hacer un estudio de viabilidad contando con la opinión de los vecinos.

Además de las 5.000 plazas nuevas previstas, el pliego de condiciones establece que el número de estacionamientos regulados podrá crecer o disminuir en un 20 %, en función de las necesidades de la ciudad.

En la actualidad hay 5.439 plazas reguladas en València, de las 4.879 son azules y 560 son naranjas. La nueva licitación del ayuntamiento permite multiplicar exponencialmente la reserva de aparcamientos con prioridad residencial; aproximadamente crecerían un 793 % en cinco años.

El actual equipo de gobierno paralizó en 2015 la licitación del anterior contrato de la ORA al entender que era «perjudicial» para los intereses del Ayuntamiento de València y la propia ciudadanía, según Giuseppe Grezzi. El edil explicó que elevaba en 10.000 plazas el número de estacionamientos regulados pero solo en zona azul, por lo que los residentes estaban penalizados frente a los no residentes al ser plazas de libre acceso en rotación.

Grezzi señaló que para la creación de nuevas zonas naranja o verde será necesario un estudio previo de la compañía adjudicataria que tendrá en cuenta las necesidades vecinales y su opinión.

Teniendo en cuenta las previsiones del vigente Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la Ciudad de València, las conclusiones obtenidas en varios procesos de participación ciudadana realizados en los dos últimos años, y las reclamaciones realizadas por diversas asociaciones vecinales, se irán impulsando nuevas zonas de estacionamiento de residentes en los diferentes distritos, barrios o zonas de la ciudad. En este sentido, el pliego establece que se priorizará el impulso en los barrios de los distritos 1, 2, 3, 13, 14 y 15: Ciutat Vella, Russafa, El Pla del Remei, Gran Vía, La Roqueta, El Botànic, Benimaclet, San Josep-La Vega Baixa y Orriols, siempre atendiendo a las demandas vecinales; aunque el pliego deja abierta la posibilidad a atender más peticiones que serían estudiadas tal y como se establece en el mismo.

El concejal confirmó que la zona naranja de Ciutat Vella, la única que hoy existe en la ciudad, pasará a ser completamente verde –exclusivamente para residentes–, pero la licitación del nuevo contrato de la ORA no está supeditado a la puesta en marcha de las cámaras de control de acceso de la nueva zona de prioridad residencial que se crea en este distrito centro. «Son procesos independientes», dijo el edil, que recordó que primero entrarán en servicio las cámaras con el actual sistema de zona naranja y en el futuro se adaptará cuando se convierta en verde.

Grezzi informó de que el anterior contrato de la ORA, prorrogado desde 2016, tenía una duración de 8 años. Desde mayo de 2013 hasta agosto de 2019 la empresa adjudicataria, Dornier, facturó un total de 46 millones de euros, de los 17 fueron ingresos para el Ayuntamiento de València. El contrato que se licita mantiene la proporción actual de facturación, en torno a los 6,8 millones anuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook