29 de junio de 2020
29.06.2020
Levante-emv
Urbanismo

Los comerciantes de la calle Micalet se quejan de unas obras que bloquean sus negocios

Los trabajos llevan parados diez días y las vallas dificultan el acceso a las tiendas

29.06.2020 | 13:53
Algunos de los comercios tapados.

La Asociación de Empresarios de Ciutat Vella y del Barrio del Carmen (Albarca) ha denunciado que los "retrasos" en la finalización de las obras del Centro Histórico, más concretamente las del entorno del Miguelete, están "bloqueando la actividad" de las pymes en plena crisis del coronavirus. Desde Albarca, aseguran que las obras de gasificación que está llevado a cabo Nedgia, empezaron a principios del mes de junio y llevan 10 días paralizadas, lo que supone una pérdida económica de 1.000 euros al día para los establecimientos que no han podido abrir.

Al respecto, explican que días después de haber denunciado ante la Oficina de Coordinación de Obras de Valencia la "irregularidad con la que se estaban desarrollando estas obras, que invaden la vía pública y restringen el acceso a las aceras, sin respetar los mínimos espacios y anchos de acera para permitir el flujo de los vecinos, a fecha de hoy, las obras siguen en el mismo punto".

"Resulta inconcebible que un momento de extremas dificultades para la actividad de las pymes del comercio y de la hostelería en Ciutat Vella se permitan y no controlen obras que, sin ningún tipo de señalización, se convierten en murallas que impiden el acceso a la actividad del pequeño comercio y la hostelería", lamenta el colectivo.

No obstante, subrayan que esto "es otro de los obstáculos con los que nos estamos encontrando, aparte de tener que afrontar la desescalada de la crisis del coronavirus sin turistas, sin funcionarios que desarrollan su actividad por el teletrabajo y en pleno proceso de peatonalización y modificación de las rutas de los autobuses, que complican extraordinariamente el acceso de los vecinos al centro de la ciudad".

Para Albarca, "se trata de una situación que no puede producirse en una ciudad de las magnitudes de València, teniendo en cuenta que las obras carecen de ningún tipo de información, ni de paneles informativos, ni ofrece la posibilidad de contactar con los responsables de las obras, ya que únicamente el servicio de inspección del Ayuntamiento de Valencia ha sido capaz de proporcionar alguna información sobre plazos de ejecución, pero que, por desgracia, no se han cumplido".

Con el objetivo de que estas circunstancias no se vuelven a repetir, Albarca y la Coordinadora Hostelería de los Barrios de Valencia denuncian esta situación a la que se enfrentan las pymes en un "momento crítico para su supervivencia, que se ve agravada por actuaciones descoordinadas y que no cumplen con las mínimas garantías el trabajo en la vía pública y que deberían de estar supervisadas y mucho más controladas por el Ayuntamiento de Valencia", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook