Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento se une a los taxistas y pone coto a las plataformas VTC

El contrato de estos vehículos se deberá hacer con una hora de antelación y no podrán estacionar en la vía pública o cerca de eventos

Vehículos de plataformas VTC en la ciudad de València. | G. CABALLERO

Vehículos de plataformas VTC en la ciudad de València. | G. CABALLERO

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València ha aprobado el borrador de la modificación de la Ordenanza de Movilidad, que regulará los vehículos de arrendamiento con conductor (VTC), estableciendo una hora mínima que deberá transcurrir desde la reserva hasta la prestación efectiva del servicio. De esta forma, el equipo de gobierno da respuesta a las demandas del sector del taxi, que había sido muy crítico con la implantación de plataformas como Uber o Cabify. Por contra, estas nuevas empresas, de gran implantación en otras ciudades de España y del mundo, han sido muy criticas con las restricciones en València, hasta el punto de que Uber decidió abandonar el servicio en la Comunitat.

El concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de València, Giuseppe Grezzi, explicó que las principales modificaciones que se añadirán a la ordenanza municipal incluyen la que procurará que se respete la proporción de 1 VTC por cada taxi que opera en València. Además, todos los servicios con origen y destino en el término municipal de València se deberán contratar con una hora de antelación.

También se incluye que los vehículos VTC no podrán estacionar en la vía pública y que tendrán prohibido aparcar a menos de 300 metros de lugares de concentración y generación de personas usuarias (puertos, estaciones, centros comerciales y de ocio, centros deportivos, centros sanitarios, hoteles de más de 400 plazas y paradas de taxi de más de nueve plazas).

Entre las novedades se incluye la prohibición de la captación mediante geolocalización. Además, los nuevos vehículos de VTC que quieran prestar servicio en València deberán tener la clasificación ambiental cero emisiones de la DGT.

Acuerdo con el taxi

Grezzi ha puesto en valor que «impulsamos la modificación de la ordenanza para que la prestación de los servicios discrecionales de las VTC se haga de la forma más correcta, para garantizar la competencia más efectiva y el respeto a la legalidad y evitar la competencia desleal: cuanto mejor regulemos todos estos aspectos, tendremos mejor sistema de movilidad y más garantías legales». Además, «garantizamos las prestaciones del servicio público del sector del taxi, que está perfectamente regulado, cumpliendo así la promesa realizada al sector».

Precisamente la presión del sector del taxi ha sido la que ha conducido, en gran medida, a estas restricciones municipales. Los taxistas siempre denunciaron la competencia desleal de estas plataformas y la ruina que para el sector representaría su libre implantación en la ciudad de València y su área metropolitana.

Compartir el artículo

stats