Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las "corregudes de joies" de Pinedo se aplazan a septiembre

Las carreras de caballos no se celebran desde 2019 FERNANDO BUSTAMANTE

La "Festa Grossa" de Pinedo, que se celebrará durante la primera semana de agosto, no podrá contar, por tercer año, con uno de sus elementos emblemáticos: las "corregudes de joies". En esta ocasión, sin embargo, de una forma paradójica y que no tiene que ver con la pandemia, sino con el propio crecimiento que va a sufrir esta demostración ecuestre.

La fiesta ha alcanzado la condición de Fiesta de Interés Turístico Provincial y ha recibido una importante subvención del Ayuntamiento (25.000 euros) para su desarrollo. Sin embargo, se ha topado con una traba burocrática: la inmadurez social de sus propios organizadores, inicialmente un colectivo simplemente organizado, pero que para recibir las ayudas económicas, como es natura, precisa de determinados requisitos legales para ser una Asociación Cultural.

Es por ello que Associació de Corregudes de Joies Sant Antoni Abad de Pinedo ha reconocido que dicha ayuda "requiere de más preparativos y más trámites burocráticos de los habituales y por eso, para organizar el acontecimiento tal como se merece, hemos decidido aplazar las corridas". La medida ha sido consensuada con la Alcaldía de Pinedo, una de las impulsoras de que el festejo haya alcanzado la condición de Fiesta de Interés.

Las carreras debían haberse celebrado entre el 1 y el 4 de agosto y pasarán ahora, normalmente, a la primera semana de septiembre.

La recepción de dicha subvención ha propiciado que el proyecto de las "corregudes" crezca exponencialmente, para convertirse en un espectáculo de más entidad, incluyendo la incorporación de gradas para ver a los caballos en acción. Una edición que, con la inyección económica, la asociación asegura que "harán historia".

Compartir el artículo

stats