Catalá ratifica su rechazo a la macrorresidencia en las naves de Guatla

La alcaldesa apuesta por una dotación pública: biblioteca, aula de estudio o centro de mayores

Reunión de María José Catalá con los vecinos de la Saïdia.

Reunión de María José Catalá con los vecinos de la Saïdia. / Levante-EMV

Priorizar la búsqueda de una solución definitiva e inmediata para resolver la situación urbanística de la calle Guatla. Este es el mensaje que ha trasladado la alcaldesa de València, María José Catalá, a los vecinos de Sant Antoni, en la visita que ha efectuado este viernes al tradicional barrio del distrito de La Saïdia. “Como alcaldesa, pero también cuando no lo era y cuando ya no lo sea, estoy en contra de la macroresidencia de estudiantes en la calle Guatla. Mi objetivo es que haya una dotación pública y estamos trabajando y valorando con los vecinos qué dotación, biblioteca, aula de estudio, atención a mayores, es lo que precisa el barrio de Sant Antoni”, ha declarado María José Catalá. Cabe recordar que el presupuesto del Ayuntamiento de València cuenta con una partida específica para ello.

Tramitar el expediente

“El proceso continúa y esta mañana, en la Junta de Gobierno Local, he delegado en Juan Giner la capacidad de tramitar este expediente para hacer posible la solución”, ha especificado la alcaldesa, quien se ha reunido con los representantes de la asociación vecinal de Sant Antoni-la Saïdia para explicarles los detalles del acuerdo tomado. El órgano colegiado municipal insta a todos los servicios municipales implicados a que “se articulen los procedimientos y gestiones urbanísticas y patrimoniales necesarias que permitan conjugar la efectiva implantación de las dotaciones públicas y preservación del patrimonio arquitectónico en el citado ámbito, con la salvaguarda de los distintos derechos afectados, previa tasación legal de los mismos”.

“La mejor manera de trabajar en esta ciudad es con los vecinos de los barrios"

Trabajo con los vecinos

María José Catalá ha destacado que “la mejor manera de trabajar en esta ciudad es con los vecinos de los barrios; y que todos perciban que el equipo de gobierno, y yo en primera persona, nos desplazamos, trabajamos y veamos la problemática de manera conjunta y cómo mejorar la situación”. La alcaldesa ha aprovechado la visita al barrio de Sant Antoni para informar de la inversión de más de 270.000 euros en el cambio de alumbrado público en la zona y de la mejora constante en los parques de juegos infantiles y en la limpieza del barrio.

La reunión con los portavoces vecinales se ha celebrado en los locales de la entidad Sant Joan de Déu València, que forma parte de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, y, junto a la alcaldesa, han participado los concejales Juan Giner, Carlos Mundina, Julia Climent y Jesús Carbonell.  

La alcaldesa con los vecinos de la Saïdia.

La alcaldesa con los vecinos de la Saïdia. / Levante-EMV