06 de septiembre de 2015
06.09.2015
Educación

Arranca el curso del cambio

Vuelven las ayudas para comprar libros de texto tres años después de su supresión y se amplían las becas de comedor a septiembre y junio - La Lomce llega a todas las etapas y culmina una FP Básica sin título de ESO

06.09.2015 | 04:15
Alumnos del colegio concertado Sagrada Familia de Alzira en el primer día de clase del pasado curso.

La «RevoLución Marzà» eN 10 Puntos

  • 1. Becas de comedor desde el primer hasta el último día
    Por primera vez las becas de comedor cubrirán desde el primer hasta el último día de clase. Hasta ahora solo se daban de octubre a mayo. Para que estas ayudas que benefician a unos 84.000 escolares de la pública y concertada cubran septiembre
    y junio, la nueva Generalitat invertirá 53,8 millones, 7,2 más que los 46,6  que reservó  el Consell del PP.
  • 2. Menos castellano en las líneas en valenciano
    En las instrucciones remitidas a los colegios de cara al nuevo curso, la conselleria elimina la obligatoriedad de impartir en las líneas en valenciano una materia troncal no lingüística en castellano además de la asignatura referente a esta lengua cooficial. La exconsellera Mª José Català ya ha anunciado que en el momento en que se publique esta resolución, el PP la denunciará por vulnerar la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa
  • 3. Un calendario en línea al del resto de CC AA
    La primera medida tomada por el tándem Compromís-PSPV al asumir Educación fue retrasar una semana el inicio de curso ordenado por el PP para el 3 de septiembre. El arranque de las clases el 10 de septiembre en Primaria y el 11 en Secundaria es el elegido por la mayoría de autonomías. Los docentes lo reclamaban para preparar mejor el curso.
  • 4. Sólo las evaluaciones de diagnósticas de la Lomce 
    No se harán las  evaluaciones diagnósticas de 4º de Primaria y 2º de ESO que ha impulsado la Conselleria del PP en los últimos cuatro cursos. Estas pruebas eran rechazadas por la escuela pública, al no realizarlas agentes externos sino el profesorado de los propios centros sometidos a examen.  Así, este curso, las únicas evaluaciones diagnósticas que se harán son las que exige la Lomce al terminar 3º y 6º de Primaria, que no tienen efectos académicos para los alumnos.
  • 5. 200 euros para libros de texto si se devuelven en buen uso
    El Consell lanza un plan para la gratuidad de los libros de Primaria y ESO en el que, a partes iguales con diputaciones y ayuntamientos, concederá una ayuda universal de 200 euros a los alumnos que en junio devuelvan los libros en buen uso para su reutilización. El fin es crear bancos de libros gestionados por los centros docentes.
  • 6. FP de segunda oportunidad para jóvenes de 17 a 30 años
    Financiada por la UE arranca una FP Básica de segunda oportunidad para jóvenes de 17 a 30 años sin trabajo que dejaron sus estudios sin terminar la ESO. Empieza con 126 plazas en 7 institutos públicos y su objetivo es reintroducir a estos jóvenes en el sistema educativo ya que si superan los dos cursos, además de lograr un certificado de profesionalidad, pueden acceder a FP de Grado Medio.
  • 7. Adiós a la línea recta en la ayuda de transporte escolar
    La nueva conselleria ha eliminado la medición en línea recta de los 3 km de distancia entre el centro escolar y la vivienda del alumno en las ayudas al transporte escolar. La supresión de este requisito, exigido por el PP en los últimos tres cursos, permitirá que cerca de 4.000 escolares recuperen el derecho a subirse al autobús.
  • 8. Introducción del adelanto de la escolarización a los 2 años
    Se abren 33 aulas experimentales en colegios públicos para escolarizar a 594 niños de dos años (nacidos en 2013) a razón de 18  por clase. El objetivo es abrir hasta 1.400 aulas de Infantil 2 años públicas en  4 años. Educación dice que este inicio temprano ayuda a combatir el fracaso escolar.
  • 9. Más Matemáticas y materias troncales en Bachillerato
    Los 32.000 alumnos de primero de Bachillerato tendrán 4 horas semanales de Matemáticas y del resto de materias troncales de opción —Física y Química, Latín, Literatura... — y no tres como había planificado la conselleria del PP. La modificación de urgencia del decreto de currículo del anterior Consell equipara el Bachillerato valenciano al resto de España. Los alumnos, en lugar de tres optativas deben elegir dos. Educación garantiza la enseñanza de Religión a los  jóvenes que hayan elegido esta optativa, que con la Lomce pasa a ser evaluable.
  • 10. Fin de la obligatoriedad de las «miniclases» de 45 minutos
    La nueva conselleria también acaba con la obligatoriedad de que todas las clases en Primaria sean de 45 minutos, como ordenó el Consell del PP  en una aplicación rigurosa de la Lomce. Los maestros rechazan las miniclases por el escaso tiempo de docencia efectiva. Vuelven así las sesiones de una hora.


     

Más de 700.000 escolares valencianos, desde Infantil 3 años hasta Bachillerato, vuelven a las clases este jueves y viernes en el inicio de un curso que arranca con la Lomce casi a su pleno desarrollo, aunque quizás cuando acabe en junio esta ley haya sido derogada.

La vuelta a las clases que retoman ese jueves y viernes más de 700.000 escolares valencianos desde Infantil 3 años hasta Bachillerato esta marcada por la casi plena implantación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (Lomce) impulsada en solitario por el PP. Una reforma educativa que el conseller de Educación, Vicent Marzà (Compromís), y el secretario autonómico del ramo, Miguel Soler (PSPV), no han dejado de combatir desde que aterrizaron en la sede de la avenida de Campanar 32 el pasado 30 de junio.

El curso 2015-16 arranca con la Lomce cubriendo ya toda la Primaria, al alcanzar a los tres cursos pares de esta etapa (2º, 4º y 6º), y también la mitad de la Secundaria al entrar en vigor en los niveles impares (1º y 3º de ESO así como 1º de Bachillerato). Además, en junio saldrá de las aulas la primera promoción de la FP Básica que permite obtener un título profesional elemental a los alumnos que fracasan en ESO. A diferencia de los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) que sustituye, aprobar la FP Básica no equivala a lograr el graduado en Secundaria y, por tanto, impide a estos alumnos continuar formándose en un ciclo de FP de Grado Medio.

No obstante el curso que comienza con la Lomce a pleno pulmón, con reválida incluida en mayo „aunque en teoría sin repercusión académica„ para los alumnos de 6º de Primaria (12 años), puede terminar con la nueva ordenación educativa derogada o suspendida si el PP no sigue en el Gobierno tras las elecciones de diciembre, pues el resto de partidos la quiere retirar.

Medidas contra los recortes
A la espera de que un hipotético cambio en la Moncloa finiquite esta ley, la conselleria del tándem Compromís-PP trata de «minimizar» lo que presenta como «efectos negativos» de la reforma al mismo tiempo que combate los recortes de la anterior Administración lanzando un plan de gratuidad para los libros de texto, tras suprimir estas ayudas en 2012, o amplía las becas de comedor a septiembre y junio, algo que no se ha hecho jamás.

Lo que no podrá de dejar de aplicar la conselleria son las reválidas o exámenes de fin de ciclo de la Lomce, como la de 3º de Primaria que ya han hecho este 2015 los alumnos de 9 años. La novedad del nuevo curso es la evaluación externa de sexto, una prueba de hasta 200 preguntas „el 40 % de ellas tipo test„ para medir las competencias del alumno y que incluye un examen oral de castellano e inglés. Todo esto es en teoría, según el borrador presentado en mayo pasado, pues el Gobierno aún no ha aprobado el decreto de esta evaluación prevista para mayo de 2016.

La «reválida» de los 12 años
Aunque tiene carácter diagnóstico, se puede pasar a ESO sin aprobarla, servirá para elaborar un informe de carácter orientador pero con el nivel alcanzado expresado como nota (desde insuficiente hasta sobresaliente) que, además de los padres, recibirá el centro donde el alumno haga la ESO.

La extensión de la Lomce a Secundaria también supone la sustitución del Programa de de Diversificación Curricular (PDC) por el Programa de Mejora de Atención y Rendimiento (PMAR). Ambos están diseñados para combatir el fracaso escolar del alumnado con dificultades de aprendizaje. Sin embargo, la nueva ordenación no contempla la continuidad del PMAR en 4º de ESO, dificultando que este alumnado con necesidades de apoyo se gradúe. La conselleria ha ampliado el PMAR a cuarto.

Los docentes también tendrán que hacer un esfuerzo orientador en tercero de ESO, ya que al final de este curso estos adolescentes de 15 años tendrán que elegir entre enseñanzas académicas o aplicadas en 4º de ESO para el curso 2016-17. Si se decantan por estas últimas, su única salida será la FP pues les será complicado aprobar la reválida que les permite acceder al Bachillerato.

El último curso del Selectivo
Las polémicas pruebas finales, que es necesario superar para graduarse tanto en ESO como en Bachillerato, no se aplicarán hasta el curso 2016-17. Ambas reválidas debutarán en junio de 2017, aunque en esta primera convocatoria no hará falta aprobarlas para obtener el título. Sin embargo, la nota de esta evaluación final de Bachillerato que deberán acometer los estudiantes nacidos en 1999 si que servirá para acceder a la universidad puesto que el curso 2015-16 que arranca ahora es el último de la Selectividad.
Si la Lomce sigue su camino, esta penúltima generación del pasado milenio podría ser la primera en tener que enfrentarse a un doble examen para entrar en la universidad ya que, además de la obligatoria reválida de Bachillerato, esta ley deja la puerta abierta a que estas instituciones académicas hagan sus propias pruebas de acceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2017/18

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2016/17.


Enlaces recomendados: Premios Cine