26 de mayo de 2016
26.05.2016
Pleno

Valencia se adhiere a la Red de Ciudades que Caminan

Grezzi aspira que el coche deje de ser "el rey de la ciudad", mientras PP y C's se abstienen

26.05.2016 | 10:55

El Pleno del ayuntamiento ha aprobado la adhesión de Valencia a la Red de Ciudades que Caminan, una asociación internacional que impulsa la mejora de la salud de los viandantes a través de iniciativas para mejorar la accesibilidad, la seguridad vial y el medio ambiente, una medida que cumple con la estrategia del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Valencia. La moción se ha aprobado con los votos a favor del equipo de gobierno y la abstención del PP y C's.

Según el PMUS, la mitad de los desplazamientos que se realizan dentro de la ciudad actualmente son a pie, aunque el ayuntamiento aspira a que esa cifra aumente , relegando el uso del coche privado, en beneficio de peatones, ciclistas y transporte público. "Se trata de impulsar el cambio de paradigma de movilidad de la ciudad, que convertía al coche era el rey de la ciudad", ha explicado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, para defender la adhesión.

El regidor del PP, Alberto Mendoza, ha puesto en duda el alcance de la Red de Ciudades que Caminan, y aunque ha asegurado que apoya las peatonalizaciones, ha acusado a Grezzi de sacar de la alforja de su bicicleta "botes de pintura y maceteros" para llevar su plan de movilidad. "Igual quiere adherirse a las ciudades que van a comer paella en bici", ha ironizado Mendoza, al tiempo que ha lamentado el "mayor fracaso" de Grezzi "es la participación" a la hora de llevar a cabo sus propuestas.

Grezzi ha replicado que el PP pide campañas para que los ciclistas respeten a los peatones "cuando ustedes hicieron los carriles bici encima de las aceras".

El concejal de Ciudadanos, Narciso Estellés, ha preguntado a Grezzi si piensa limitar la velocidad de toda la ciudad a 30 km/h en toda la ciudad, aunque no ha recibido respuesta del equipo de Gobierno y ha lamentado que tras las actuaciones llevadas en la Plaça del Mercat y la calle Serranos "hay graves zonas inaccesibles".

Con la adhesión, Valencia firma la Carta Internacional del Caminar (Walk XXI), donde se reconocen los beneficios de andar, como indicador clave de sociedades con salud, eficiencia, inclusión social y sostenibilidad, además de reconocer algunos derechos universales como poder caminar de forma segura y disfrutar de una alta calidad de los espacios públicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook