23 de junio de 2013
23.06.2013

Compromís y EU piden al PP que recurra la absolución del exalcalde por malversación

La Audiencia no considera probado que Bartomeu Bas supiera que trabajadores municipales realizaban tareas en su casa aunque sí condena con una multa a su mujer - El alcalde Ibor se sorprende de "una pena tan leve para un delito tan grave"

23.06.2013 | 00:49
Bartomeu Bas, a su llegada al juzgado de Torrent en 2007.

La sentencia por la que la Audiencia provincial absuelve al exalcalde socialista de Paiporta, Bartomeu Bas, de los delitos de prevaricación y malversación, y condena a su mujer, la exconcejala Emilia Soler, a una multa por utilizar empleados municipales para hacer trabajos en su casa, ha provocado una fuerte indignación en los representantes de algunos grupos políticos y en parte de los impulsores de la primera querella que dio origen al proceso. De este modo, mientras el alcalde popular Vicente Ibor, entonces líder de la oposición, ha mostrado su "sorpresa" por "una pena tan leve para un delito tan grave" en el caso de Soler, desde Esquerra Unida y Compromís se reclama que el Ayuntamiento de Paiporta recurra la sentencia "de inmediato".

El fiscal había pedido para Bartomeu Bas seis años de cárcel, al igual que para otros cinco imputados, entre ellos su mujer y diversos trabajadores municipales. También estaba imputada una concejala socialista por utilizar presuntamente personal del consistorio para una mudanza de su casa en otro término municipal. Finalmente sólo han sido condenados Emilia Soler -tendrá que pagar una multa de 1.800 euros y someterse a seis meses de inhabilitación para sueldo o cargo público- como autora de un delito de malversación que se desarrolló durante varios años, según reconoce la sentencia, y el carpintero municipal -con sanción de 900 euros y una suspensión de tres meses- como cómplice.
Para el actual alcalde, Vicente Ibor, la sentencia "recoge claramente un reproche a la conducta de Bas y deja claro que en esa época hubo un abuso de poder". En ese sentido, el mandatario asegura que respeta el fallo judicial y, dado que el consistorio ha actuado como acusación particular, no está en sus planes recurrirlo "a no ser que lo haga una de las partes o el Fiscal". No obstante, Ibor ha mostrado su "sorpresa" porque, en el caso de Emilia Soler, "los hechos probados que reconoce la sentencia son muy graves como también el delito, mientras que la condena es muy suave". El popular insiste en que "el fallo deja claro que estas personas abusaron del poder público que tenían en su beneficio y hubo malversación".

Por su parte, desde Compromís, la concejala Isabel Martín considera que la sentencia es "totalmente incongruente" porque "hay malversación pero la multa no paga ni el coste que supuso para el ayuntamiento que los empleados fueran a su casa a hacer trabajos durante años, por lo hablar del daño moral y el desprestigio que han causado a la institución y a la clase política". Además, la portavoz de la coalición no entiende la absolución de Bas. "¿Ni como alcalde sabía lo que hacía su concejala ni como marido lo que hacía su esposa?", se pregunta.

Martín reclama a Vicente Ibor que dé cuentas de la sentencia "cuanto antes" en un órgano oficial ya que el consistorio estaba personado y le recrimina que "no haya informado a la oposición en todo el proceso".

Por su parte, el coordinador de Esquerra Unida y exedil Pascual Pardo considera que "este fallo demuestra que cada día se puede confiar menos en la justicia" porque "es increíble que el alcalde no supiera una cosa que sabía todo el pueblo y que no la ocultaban". Pardo cree que se hace buena "aquella frase de que en España la Justicia es un cachondeo" y recuerda que en el caso de la concejala acusada de hacer una mudanza con empleados municipales, "ella misma lo reconoció en un pleno y ahora la absuelven". Pardo pide a Ibor que convoque una junta de portavoces para decidir cómo se actúa porque "esto no puede acabar así y tiene que pronunciarse una instancia judicial superior".

En esta línea, la exconcejala de la formación independiente PAU, Beatriz Jiménez, que en 2006 interpuso con Ibor la querella origen de todo el proceso, ve "incomprensible" la sentencia y cree que al reconocer los hechos pero apenas imponer penas, "los jueces se han reído de nosotros". "Es un ejemplo más de que la gente con poder gana y la Justicia siempre tiene una excusa para ellos pero no para la gente de la calle". Para esta exedila, "en lugar de ser una sentencia ejemplarizante, se está dando a entender a la gente que, si ves un delito, tienes que callarte y no denunciar porque sólo perderás tiempo y dinero". Jiménez no es partidaria de recurrir y "gastar en ello recursos públicos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.