La Conselleria de Sanidad actualizó ayer los datos de evolución de la pandemia después de un fin de semana sin notificar nuevos casos de coronavirus. Así, del viernes al domingo, se han detectado vía PCR otros 593 nuevos contagios (27 en Castelló, 202 en Alicante, 364 en la provincia de Valencia y siete sin asignar), además de otros doce nuevos brotes, la mayoría con origen social con 57 personas involucradas.

La cifra de nuevos positivos es la más baja desde agosto, teniendo en cuenta que en esta ocasión incluye datos de tres días y no solo de sábado y domingo como sucedía en las anteriores semanas al darse datos también los sábados.

Hay que volver al primer fin de semana de agosto para tener una cifra tan baja de nuevos positivos de Covid-19, ya que conforme avanzaron las semanas, los nuevos contagios en fin de semana han ido creciendo. En el último fin de semana de agosto eran ya 1.401 positivos —sumando los datos ofrecidos en sábado y en lunes— y el fin de semana pasado aún eran 1.130.

Este importante descenso en los positivos notificados podría apuntalar la tendencia que se vislumbraba la semana pasada de caída de nuevos contagios (del 2 de octubre al 8 de octubre se notificaron 3.395, un 10 % menos que la semana anterior) aunque también podría deberse al efecto «fin de semana», la menor notificación de casos por la bajada de trabajo en laboratorio en días festivos. Esta bajada de notificaciones podría haber sido aún más acusada al tratarse de un puente de cuatro días en la Comunitat Valenciana. La notificación de nuevos casos durante el día de hoy martes pero, sobre todo, de mañana y pasado cuando los laboratorios ya estén a pleno rendimiento dará la respuesta.

Aún así, la tendencia es positivo si se tiene que en cuenta que el número de altas sigue aumentado (925 durante el fin de semana) lo que sigue bajando el volumen de casos activos, es decir, el total de personas que ahora mismo están pasando la enfermedad. Según datos de Sanidad hay 5.358 personas enfermas, un 9,65 % del total de positivos, una cifra que sí está dibujando una curva descendente desde hace unos días.

De las más de 5.000 personas que tienen ahora la covid-19 en la Comunitat Valenciana, están hospitalizadas 473 y, de ellas, 72 en las UCI, 35 en hospitales valencianos, 30 en hospitales alicantinos y 7 en los hospitales de Castelló.

Por otra parte, la conselleria notificó ayer que se habían registrado otras dos muertes a causa de la covid-19, ambas en personas que residían en la provincia de Valencia. Con estas dos últimas muertes son ya 1.690 las víctimas «oficiales» de la pandemia.

Baja también el número de brotes de Covid-19 registrados por Salud Pública: han sido doce durante el fin de semana con 57 personas involucradas. La mayoría son de origen social aunque hay dos de origen laboral, en Xàtiva y Puçol, y uno de origen educativo con ocho casos en el municipio de Elda.

Fuentes de la Conselleria de Sanidad aseguraron ayer, por otro lado, que a partir de hoy martes se volverá a informar sobre la situación de los brotes de coronavirus en las residencias sociosanitarias, datos que no se actualizan desde el pasado jueves. Según las últimas informaciones, hasta el jueves había algún caso positivo en 32 residencias de mayores y seis estaban intervenidas.

Los 500.000 test rápidos llegan a València

El medio millón de test rápidos de antígenos que Sanidad compró al laboratorio Abbott ya han llegado a Feria Valencia, desde donde serán distribuidos a centros de salud y a las urgencias de hospitales. Los test son capaces de detectar la enfermedad con una alta fiabilidad en 15 minutos en pacientes con síntomas.