El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha confirmado que va a firmar hoy viernes la prolongación del cierre perimetral de la Comunitat Valenciana hasta el próximo 9 de diciembre, fecha en la que también concluirá la vigencia de las actuales restricciones en el territorio valenciano por la pandemia del coronavirus, para el que hoy se ha anunciado que el Gobierno tiene listo un calendario de vacunación contra la covid.

    Así lo ha anunciado tras la presentación de una campaña de concienciación frente a las agresiones al personal sanitario a preguntas de los periodistas, y ha explicado que no van "a apresurar" y que ese día se evaluará la situación de la pandemia y se tomarán las decisiones que estimen los expertos.

    "Tenemos una estrategia que estamos siguiendo. Las restricciones contra el coronavirus que se adoptaron acabarán el 9 de diciembre y voy a decretar ahora de carácter inmediato el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana hasta ese mismo día, y esa semana veremos cómo ha evolucionado la pandemia", ha apuntado.

Navidad 2020 en la Comunitat Valenciana: habrá restricciones

    "Hay cuestiones que ya sabemos", según Puig, para quien hay que ser "consciente" de ello, como el hecho de que la Navidad 2020 "no se van a vivir como habitualmente; sabemos que habrá restricciones".

    "Lo importante en Navidad es el sentimiento y no la manera de expresar ese sentimiento; por tanto, hemos de vivir condicionados", ha insistido, y ha instado a la población a adelantar las compras navideñas y evitar "aglomeraciones al final".

    Además, ha recordado que el Consejo Interterritorial de Sanidad trabaja para consensuar unas medidas generales en todo el país y ha considerado que "sería bueno que hubiera una visión general que facilitara también la propia comprensión y el apoyo de la ciudadanía".

    "Hay un grupo que trabaja en esta cuestión para tratar de dar la mayor armonización posible y sentido a las medidas", ha indicado para abogar por "vivir el momento desde la serenidad e intentar que el conjunto de la ciudadanía entienda y dé apoyo a las medidas".

    "Estaría bien que hubiera una armonización aunque pudiera haber cuestiones excepcionales, pero en la medida en que se pueda llegar a acuerdos generales sobre cómo organizar la Navidad, creo que sería positivo", ha insistido.

    No obstante, ha recordado que antes está el puente de la Inmaculada y "hay que continuar siendo conscientes de que estamos en medio de la pandemia en esta segunda ola, no en un proceso de desescalada, y hay que tener la máxima precaución, diligencia y corresponsabilidad".

    "En estos momentos no pienso en relajación de medidas, sinceramente, pero cuando lleguemos a esa semana después del puente, lo evaluaremos", ha aseverado.

    Respeto al debate sobre la realización de testaje masivo, ha hecho hincapié en que "hay muchas opiniones" e incluso un debate de expertos en el propio seno del Consejo Interterritorial, "en el que reside la decisión" de lo que se tendrá que hacer finalmente.

    Sobre la posibilidad de que los farmacéuticos puedan ayudar en ese posible proceso, ha señalado que "no hay una posición contraria de base" pero hay que ser "efectivo en el combate contra la pandemia", y si se hiciera esa colaboración debería ser "de forma organizada y con condiciones de seguridad".

Restricciones para la Navidad 2020 en la Comunitat Valenciana

    No obstante, ha agradecido a los profesionales y a las farmacias su "voluntad de cooperación" y ha considerado que en estas cuestiones "especular es ser imprudente", y un jefe de un gobierno autonómico no debería hacer discursos sobre esta cuestión.

    "Las cuestiones que tienen que ver con la respuesta epidémica tienen que ser claras, contundentes y explicables, y han de atender al criterio técnico de los expertos, que deben decir si son válidos los test, cómo se tienen que hacer y con qué protocolos", ha añadido.

    Lo importante, a su juicio, es que si se decide hacer test masivos, "los ciudadanos lo sepan y se puede hacer con total garantía, pero ahora en estos momentos estamos en un proceso de evaluación general".

    Ha asegurado que las comunidades están "expectantes" sobre qué se hará sobre este asunto y ha apuntado que si se decide llevar a cabo, harán "un plan suficientemente consensuado con el sector"