Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gobierno y Generalitat solicitan informes por la posible inconstitucionalidad de la Ley de Caza

El sindicato CGT advierte de que no va a consentir que se consolide una norma que perjudica al medio natural

Zona de reserva de caza en un punto sin especies cinegéticas.

El Ministerio de Política Territorial y Presidencia de la Generalitat han solicitado informes a diversos departamentos antes de convocar la Comisión Bilateral Estado-Generalitat para abordar la inconstitucionalidad de la modificación de la Ley de Caza valenciana, tras la denuncia presentada por la Confederación General del Trabajo País Valencià y Murcia.

La organización anarcosindicalista ha recibido sendas comunicaciones de ambos organismos donde se le responde que han solicitado informes a los departamentos afectados (Ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación; Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; y de Transición Ecológica y Defensa; y Dirección General del Medio Natural de la Conselleria de Medio Ambiente).

CGT califica el paso dado por ambos gobiernos, estatal y autonómico, como “esperanzador” , aunque advierten de que “la cuestión planteada por esta organización sindical es estrictamente jurídica y debería ser valorada por las abogacías de ambos”. En la denuncia CGT argumenta que la Abogacía de la Generalitat ya se pronunció a favor de su tesis en 2018, por ello, dudan “de la necesidad de requerir informe a varios ministerios y a la conselleria”, y esperan y confían que “no se trate de una maniobra para alargar y desviar la atención hacia valoraciones no estrictamente jurídicas”.

"Esperemos que no se trate de una maniobra para desviar la atención"

decoration

“No vamos a consentir que los gobiernos más progresistas de la historia se escondan tras la burocracia para consolidar una norma claramente inconstitucional, en perjuicio del medio ambiente, y a favor del descontrol en la planificación de la actividad cinegética” afirman representantes de la organización anarcosindicalista.

Pero incluso, aunque se pudiera plantear su constitucionalidad, lo que para este sindicato se considera inconcebible, no hay que olvidar que a favor de la tesis de CGT se han pronunciado la Abogacía de la propia Generalitat y la Fiscalía Provincial de Valencia, la finalidad última de la Ley de Procedimiento Administrativo Común es tan clara y firme en su pretensión de establecer el carácter desestimatorio del silencio administrativo en el caso de la autorización de cualquier actividad que pueda dañar el medio ambiente, que el sindicato considera “políticamente inaceptable que dos Gobiernos que se consideran progresistas opten por una interpretación de la norma favorable al lobby cinegético para anular los controles administrativos, frente a la defensa del medio ambiente, a través de un control administrativo ejercido por personal funcionario público independiente”.

Los cotos tienen obligación de dejar un espacio donde esté prohibido cazar para que sirva de refugio. Esta es la zona de reserva en el coto de Cheste. CGT

Por ello, CGT hace también un llamamiento a estos gobiernos para que “se dediquen a prestigiar y a potenciar la Función Pública y dejen de defenestrarla con decisiones que persiguen la privatización de los controles administrativos”.

La organización anarcosindicalista considera “totalmente inaceptable e hipócrita la sobreactuación en los discursos en defensa del desarrollo sostenible, que se contradice flagrantemente con acciones radicalmente contrarias a dichos principios, como en el presente caso, u otros de gran trascendencia por su grave impacto ambiental”. CGT va a seguir “exigiendo con firmeza, hasta el último minuto antes de que se cumpla el plazo legal, que la Comisión Bilateral Estado-Generalitat inste la derogación de la modificación de la Ley de Caza, que consideramos inconstitucional por ser contraria a la Ley de Procedimiento Administrativo Común, y por atentar gravemente a la protección del medio natural”.

Compartir el artículo

stats