Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad compra "mejores" vacunas contra la gripe pero pagando cinco millones más

La Conselleria de Sanidad pagará 14 millones por 1.285.000 dosis, un 58 % más que el año pasado | La campaña de vacunación, aún sin fecha, se hará coincidir con la cuarta dosis de refuerzo covid para los mayores

Imagen del primer día de la campaña de vacunación de gripe 2021-2022 en un centro de salud de Elda. AXEL ALVAREZ

La Conselleria de Sanidad se gastará este año cinco millones de euros más en vacunas contra la gripe aunque comprará las mismas dosis. De 9 a 14 millones de euros por 1.255.000 viales para la campaña de vacunación contra la gripe 2022/2023 que aún no tiene fecha oficial de inicio. Las empresas Seqirus España y Viatris Pharmacéutica han sido las adjudicatarias de los contratos por valor de 13.981.814 euros (IVA incluido) y aún falta por adjudicar uno de los lotes, con otras 30.000 dosis.

El motivo es que la administración ha apostado por tener "la mejor vacuna que hay en el mercado" y que cuesta 13 euros por dosis. El año pasado, por ejemplo, por las vacunas del lote más grande que se compró (de 690.000 dosis) se pagaron 4,60 euros la unidad. Este año, de este tipo de vacuna "mejorada" se van a adquirir 720.000 unidades, por lo que solo en este lote la administración se va a gastar tanto como lo hizo el año pasado con la compra total de 1,2 millones de viales.

La diferencia de precio es importante pero, según los expertos consultados por este diario, también lo es la capacidad de protección que ofrecen estas vacunas más caras. El motivo es que protegen contra cuatro cepas de la gripe, son tetravalentes, y no frente a tres como las compradas mayoritariamente el año pasado y que vienen "reforzadas" con un adyuvante, es decir, que genera una mejor respuesta inmunitaria contra la gripe en los mayores, que suelen tener una respuesta en defensas más pobre que los jóvenes.

¿Y qué ventaja tiene cubrir más cepas? Pues prepararse mejor frente a un otoño invierno en el que se prevé que la gripe reaparezca como antes de la pandemia de coronavirus. La confluencia de gripe y covid, aunque sea a niveles leves, de darse puede suponer más complicaciones (y más muertes) entre los más mayores y vulnerables y poner en un brete al sistema sanitario, tanto a la Primaria como a los hospitales.

La quiniela de las cepas

Las vacunas utilizadas el año pasado eran las trivalentes, es decir que incluían tres cepas diferentes del virus de la gripe, normalmente dos cepas de la gripe A y una de la gripe B. El problema de las vacunas contra la gripe es que necesitan unos meses para su producción. De esta forma, las que se pondrán a partir de octubre empezaron a producirse a primeros de año y es la Organización Mundial de la Salud (OMS) la que establece en febrero, con muchos meses de antelación, qué cepas cree que van a estar circulando más el próximo invierno según lo que ha visto en el hemisferio sur.

La OMS dice en febrero las variantes de la gripe que espera que sean las dominantes en invierno pero no siempre se acierta. De ahí la importancia de incluir más cepas

decoration

El problema es que esta "apuesta" hay años que sale bien porque se acierta en las cepas que nos infectarán más y otras no, porque hay muchos meses de diferencia. Y este año se ha complicado algo más: en estos dos años de pandemia, ha habido poca circulación del virus de la "influenza" en ambos hemisferios por lo que va a ser más difícil acertar.

De ahí que para que la administración sanitaria sea importante ir a caballo ganador: cuántas más cepas cubra la vacuna, mejor. Y este año serán cuatro: dos cepas de la gripe A (H1N1 y H3N2) y dos de la vacuna B (linaje Victoria y Yamagata).

La intención es que, quienes más lo necesiten (los mayores de 65 años y las personas más vulnerables o de riesgo) tengan la mejor cobertura frente al invierno que llega, además después de estar dos años sin enfrentarse al virus de la gripe.

Viales preparados para la doble vacunación de la tercera dosis de covid y de gripe el año pasado. MAMontesinos

Vacuna de la covid y de la gripe, juntas

La Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad ya dijo a principios de mes que la vacunación contra la gripe debía empezar entre este lunes 26 de septiembre y la semana del 17 de octubre. El dar una horquilla tan amplia tiene una explicación: las vacunas aún deben de llegar y, sobre todo, se da opciones a las distintas autonomías para que adelanten o retrasen la campaña de vacunación según cómo se ha comportado el virus otros años.

En la Comunitat Valenciana, la gripe suele llegar más tarde que en otras regiones como también lo hace el frío. La Conselleria de Sanidad todavía no ha dado una fecha oficial de inicio de la campaña de vacunación aunque seguramente se estará en el tramo final de esa horquilla puesta por la Comisión de Salud Pública.

La otra duda pendiente la desveló la propia comisión este jueves: Recomendaban poner la vacuna de la gripe al mismo tiempo que la cuarta dosis de la covid-19 (que empieza a ponerse este lunes a los mayores de las residencias) dado los buenos resultados que se obtuvieron el año pasado. Los mayores estaban muy concienciados de ponerse la tercera dosis de la covid-19 pero muchos no se solían vacunar contra la gripe. Al ofrecer en una misma visita los dos pinchazos, se lograron aumentar las coberturas vacunales de forma importante.

Compartir el artículo

stats