Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benaguasil pide un crédito de 3,6 millones para pagar los intereses de una expropiación de 1988

El TSJ condenó al consistorio a indemnizar con 2,18 millones a los dueños de la parcela, donde ahora hay un parque infantil

Benaguasil pide un crédito de 3,6 millones para pagar los intereses de una expropiación de 1988

Benaguasil pide un crédito de 3,6 millones para pagar los intereses de una expropiación de 1988

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Benaguasil ha aprobado la petición de un crédito bancario de 3,6 millones de euros con un plazo de 15 años que irá destinado básicamente a pagar los intereses de demora por la liquidación de una expropiación de terrenos del año 1988, así como las costas judiciales.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana condenó al consistorio hace ahora tres años, en 2016, a pagar 2,18 millones de euros a los propietarios de esas parcelas. Sin embargo, la cantidad ha ascendido considerablemente, hasta prácticamente triplicarse, debido a los intereses que se han generado durante los 30 años que se han cumplido desde que se ocuparon los terrenos que, hoy en día, ocupa un parque infantil.

El origen del conflicto procede de una expropiación realizada en 1988, cuando el PSPV gobernaba el municipio, de unos terrenos ubicados junto al cementerio municipal de Benaguasil. Al parecer, el equipo de gobierno socialista de aquel momento pactó la permuta de las parcelas por seis nichos, pero ésta no llegó a ser escriturada. Años más tarde, con el PP ya en el poder, se construyó en dichos terrenos, de unos 1.000 metros cuadrados, un parque infantil. Sin embargo, al no estar escriturado el acuerdo, las parcelas empleadas no pertenecían legalmente al ayuntamiento.

Ante esta situación y al no llegar a alcanzar un acuerdo con el consistorio sobre el precio de las parcelas, los dueños de los terrenos reclamaron por vía judicial una indemnización que, tras años de litigios, culminó en una sentencia del Tsjcv en 2016 por la que el ayuntamiento fue condenado a pagar 2,18 millones de euros a los propietarios, así como los intereses de demora devengados desde el momento en que se produjo la expropiación y las costas judiciales. Según fuentes consultadas por este diario, las arcas municipales de Benaguasil deberán desembolsar finalmente por esta cuestión una cifra que rondará los 6 millones de euros.

De hecho, ya en 2016 el consistorio aprobó una petición de crédito de 1,9 millones para abonar la deuda con el objetivo de cumplir con la sentencia. En aquel momento el equipo de gobierno del PP afeó al PSPV que no le apoyara en este tema y descargaron la responsabilidad en la formación socialista.

Por su parte, el portavoz de Millorem Benaguasil, Vicente Valls, aseguró que en su formación no acaban «de entender cómo se ha podido llegar a este resultado». Así, Valls criticó que «el ayuntamiento no ha tenido la capacidad de llegar a un acuerdo para evitar este contencioso» e insistió en que «la capacidad de gestión la tiene el gobierno y no es de recibo después de casi 28 años gobernando decir que la culpa de todo este procedimiento la tiene quien gobernaba entonces».

El PAI de Molí Nou

Esta sentencia judicial condenatoria no es la única a la que tiene que hacer frente, en un principio, el Ayuntamiento de Benaguasil. El TSJ también le obligó a pagar 3,5 millones -que alcanzan los 4 millones con los intereses- a la urbanizadora del PAI Molí Nou, que no llegó a ejecutarse. Por el momento el consistorio no ha hecho frente a ese pago. Es más, se descabalgó pidiendo 40 millones de indemnización a la empresa.

Compartir el artículo

stats